Tarde de presentaciones y anuncios en el mundo Microsoft, y Nokia no quería perderse la cita. En el evento que tenía programado, la compañía finesa ha presentado dos nuevos terminales de gama baja, los Lumia 630 y 635, y el nuevo gama alta de Windows Phone: Lumia 930.

Este nuevo terminal Lumia 930 cuenta con las especificaciones más interesantes, aunque ya iba siendo hora de que se renovara la gama. En su interior va un Snapdragon 800, 2GB de RAM, una pantalla de 5 pulgadas con resolución 1920x1080 píxels, 32GB de almacenamiento, carga inalámbrica y una cámara de 20 megapíxels PureView con óptica Carl Zeiss. No se puede pedir mucho más al terminal.

El diseño está en la línea de lo que viene planteando Nokia, y llegará con la parte trasera en varios colors (naranja, verde, negro y blanco). Se pondrá a la venta en junio en Europa, Medio Oriente y Asia (región EMEA) por 599 dólares/euros antes de impuestos. Este y los dos terminales siguientes llegarán con Windows Phone 8.1.

Por otro lado los modelos Lumia 630 y 635 están destinados a la renovación de la gama media-baja ya que cuentan con unas características más modestas: pantallas de 4,5 pugadas con una resolución de 480x854 píxels, cámara trasera de 5 megapíxels, y un procesador Snapdragon a 400 1,2GHz, 512 MB de RAM y 8GB de almacenamiento interno. Mismas características para ambos, pero uno destinado a Europa y el otro a EE.UU. Su precio será de 159 dólares/euros antes de impuestos, o 169 dólares por la versión con doble ranura para SIM.

Vía: TechCrunch.