Windows XP representó en 2001 un antes y un después en el sistema operativo de Microsoft. Si las versiones anteriores no eran del todo estables y nos ponían muchas veces de los nerviosos, esa versión era todo lo contrario. Pero como todo llega a su fin, Microsoft dejará de dar soporte a los usuarios de Windows XP la próxima semana.

Eso significa que no se realizarán más actualizaciones de seguridad, y teniendo en cuenta que tiene todavía una buena cantidad de agujeros que no han sido tapados en estos años, haríais bien en cambiaros a Windows 7 o Windows 8 a la mayor brevedad posible. Esto también significa que las empresas de software empezarán a dar de lado a esta versión de Windows a la hora de lanzar sus productos y actualizaciones, sobre todo las empresas de videojuegos.

Desgraciadamente hay una enorme cantidad de usuarios en todo el mundo que siguen estancados en esta versión obsoleta de Windows. Tantos como un 27,69% de los que navegan por Internet y que no va bajando tan rápido como a Microsoft le gustaría. No ayuda tampoco que Windows 8 esté siendo visto por los usuarios como un fiasco y que estén esperando prácticamente a Windows 9 y a que Microsoft solucione el supuesto desaguisado creado.

La siguiente gráfica muestra la distribución de las distintas versiones de sistemas operativos en el acceso a Internet, según datos de Net Applications, empresa que monitoriza las estadísticas de 400.000 páginas web y 160 millones de visitantes únicos mensuales.

Imagen externa

Vía: Ars Technica.