Ant-Man es una de esas películas que, al anunciarse, causaron escepticismo entre fanes y profesionales de la industria del cine a partes iguales. Este personaje, un gran desconocido para quien no lea cómics, no se consideraba que tuviera suficiente entidad como para protagonizar una película en solitario. Superando la pérdida del director original, la película ha acabado por superar las expectativas del estudio y de los escépticos.

Los últimos resultados de taquilla son extraordinarios. Tras este pasado fin de semana, la película de Peyton Reed ha recaudado 401 millones de dólares en los mercados en los que se ha estrenado. Sólo en Estados Unidos, ha conseguido 177,5 millones, superando los resultados de Capitán América: el primer vengador. Además, está muy cerca de superar a la primera entrega de Thor, la cual recaudó 181 millones en EE. UU., con un total mundial de 449 millones. Teniendo en cuenta que falta por estrenarse en China, su taquilla final puede superar holgadamente a esta.

Comparándola con la otra gran película de superhéroes de la temporada, su taquilla dobla ampliamente los resultados obtenidos por Cuatro Fantásticos. Esta última solo ha podido recaudar hasta la fecha los 164 millones en todo el mundo. Obviamente los resultados de Ant-Man no son los de Guardianes de la Galaxia, Capitán América: el Soldado de Invierno, o los de Los Vengadores, pero no son como para despreciarlos, especialmente teniendo en cuenta que su presupuesto ha sido de 130 millones de dólares.

Teniendo en cuenta los resultados, es probable que Marvel Studios se anime a que Ant-Man goce de una nueva incursión en la gran pantalla, aunque no dentro de la Fase III. Pero, ya que ha sido la que ha cerrado la Fase II del estudio, no sería mala idea que arrancase la Fase IV.