Durante meses, se ha especulado con la posibilidad de que el Spiderman cinematográfico pasase de Sony a Marvel. Hasta Robert Downey Jr. dejó caer que el personaje podría ser un Vengador. Era una posibilidad remota, sobre todo por la reticencia por parte de Sony a perder los derechos sobre un personaje que les ha proporcionado más de 4.000 millones de dólares en taquilla.

Las relaciones entre ambas compañías han sido bastante buenas, sobre todo al tener Marvel el control de los derechos sobre las mercaderías del personaje y de las películas. No obstante, sí era sabido que Sony y Marvel habían tenido conversaciones sobre la posibilidad de algún tipo de colaboración. Esto quedó confirmado el año pasado, cuando se divulgaron correos de Amy Pascal, responsable de Sony, tras el hackeo de los servidores del estudio.

Tras meses de especulaciones y rumores diversos, este lunes se ha confirmado que ambas partes han llegado a un acuerdo sobre el personaje, lo cual se ha hecho público a través de un comunicado en la web oficial de Marvel. El acuerdo abre todo un nuevo horizonte para ambas compañías en las que ambas salen beneficiadas. Marvel podrá contar con Spiderman en sus películas y Sony consigue acceso a una cantera mayor de personajes con los que el Hombre Araña podrá interactuar.

Bajo este acuerdo, Spiderman aparecerá en una película Universo Cinematográfico Marvel, estrenándose a continuación una nueva entrega cinematográfica del Hombre Araña el 28 de julio de 2017. La película de Marvel Studios que es la más firme candidata para el debut de Spiderman es Capitán América: Guerra Civil, pues las otras películas del estudio hasta julio de 2017 son, a parte de esta, Doctor Extraño y Guardianes de la Galaxia 2.

Marvel Studios

La nueva película de Spiderman, cuyo anuncio de casting el mes pasado impulsó los rumores de alianza, estará coproducida por Kevin Feige y su equipo de Marvel Studios, así como por Amy Pascal. Pascal, quien se ha encargado de producir las películas de Spiderman desde la primera entrega de Sam Raimi, ha dejado su puesto de copresidente de Sony para fundar su propia compañía de producción. Esta compañía se encargará de producir, con financiación y distribución a cargo de Sony, no sólo esta nueva entrega de nuestro trepamuros favorito, sino también la nueva película de Cazafantasmas.

Esto marca un nuevo punto de partida a nivel creativo para el personaje. Aunque ambas partes colaboraran, desde Marvel ya han indicado que Sony seguirá financiando, distribuyendo, controlando los derechos cinematográficos y control creativo sobre las películas de Spiderman. También ambas compañías están discutiendo la posibilidad de que algunos personajes del Universo Cinematográfico Marvel aparezcan en las futuras películas de Spiderman.

Aunque parezca que Marvel no tenga ningún poder de decisión sobre el personaje, la realidad es que lo que ha hecho es traerlo a su redil. Si Sony quiere usar cualquier personaje que controle Marvel necesita el visto bueno de la Casa de las Ideas, lo que a efectos prácticos es un derecho de veto. Además, la coproducción de las películas de Spiderman por parte de Kevin Feige y su equipo significa que tendrán una parte del control sobre lo que se hace con el personaje, y las nuevas películas estarán más en la línea de lo que hace Marvel Studios. Y esto es algo que Sony necesita desesperadamente, pues el propio estudio se ha mostrado poco satisfecho con los resultados de las dos últimas entregas, algo que motivó el aplazamiento de la tercerá entrega hasta no antes de 2018.

Una duda surge con el anuncio: ¿qué pasará con Andrew Garfield? Es conocido que Marvel, de llegar a un acuerdo con Sony, quería a un nuevo actor para el papel. Sin embargo, Amy Pascal es conocida por haber dado siempre la cara por sus actores. Pero, por lo que se reporta, parece ser que Pascal ha perdido el pulso y que Garfield no volverá a ser Peter Parker. Por otro lado, esto tampoco implica que la franquicia comience de cero, pues Marvel considera que todo el mundo se conoce el origen del personaje y que es mejor relanzarlo como un personaje con una cierta carrera como superhéroe a sus espaldas.

Un efecto secundario del acuerdo es que las películas de Sony de Spiderman pasan a integrarse dentro de la plantilla de fechas de estreno de Marvel Studios, pues la nueva película pasa a cubrir la fecha de estreno que anteriormente tenía Thor: Ragnarok. Esto provoca que todas las películas de Marvel a partir de esta se muevan hacia adelante una fecha, algo confirmado por la propia editorial. Así pues, las fechas quedarán así:

  • Capitán América 3: 6 de mayo de 2016.
  • Doctor Extraño: 4 de noviembre de 2016.
  • Guardianes de la Galaxia 2: 5 de mayo de 2017.
  • Spiderman: 28 de julio de 2017.
  • Thor 3: 3 de noviembre de 2017.
  • Pantera Negra: 6 de julio de 2018
  • Capitán Marvel: 2 de noviembre de 2018.
  • Los Inhumanos: 12 de julio de 2019.

La integración de Spiderman en las fechas de Marvel beneficia a ambas partes. Ambos estudios dejan de competir directamente, y ya sólo han de preocuparse tanto de Warner Bros. como de 20th Century Fox. Sin embargo, la Warner aún tiene que demostrar que su universo cinematográfico está a la altura de lo que hace Marvel, al igual que el relanzamiento por parte de la Fox de Los 4 Fantásticos. Además, la franquicia de los X-Men comienza a dar señales de agotamiento pues Bryan Singer sigue anclado en una aproximación a los personajes que empieza a estar desfasada.

Con su participación en el futuro cinematográfico de Spiderman, la gran ganadora es realmente Marvel. Los detalles completos del acuerdo puede que no se lleguen a conocer, pero la posibilidad de que Spiderman pueda interactuar no ya sólo con Los Venagadores como miembro de pleno derecho, sino que pueda compartir una película en la que participen viejos conocidos suyos como Daredevil o El Castigador, va a ser algo que haga que las salas de cine se llenen de fans.

Vía: The Wrap, Marvel 1, Marvel 2.