Hay cierto runrún en internet sobre el futuro de los grandes estudios de videojuegos, y quizás esté siendo alimentado por varios hechos más o menos recientes en este sector. Por ejemplo, toda la polémica de las cajas de botín de Star Wars: Battlefront II, seguido de juegos que se basan en aprovechar el buen nombre de la franquicia para proporcionar más de lo mismo. Tengo bastante claro que la innovación es algo que se echa en falta en los juegos AAA, y que muchas veces te lo proporcionan los indis.

El ejemplo práctico de que algo está mal en el sector es Fallout 76, que desde que lo presentaron me dio mucho miedo. Fallout es una saga que empezó como juego de rol y se expandió en Fallout 3 como un juego de disparos con toques de rol que no estaba del todo mal. Pero cuando te alejas de ello por hacer un juego totalmente distinto como es uno multijugador en línea, y si no tienes experiencia en ello, el resultado puede ser desastroso. Que se hayan vendido solo en torno a las 400 000 copias de este juego en PlayStation 4 deja bastante en evidencia a Bethesda.

Hay ciertos youtuberos que están previendo un pinchazo de la burbuja de los juegos de los grandes estudios, y en cierto modo se basan también en el valor en bolsa de las compañías en los últimos meses. No estoy personalmente de acuerdo con ello, porque en realidad en el último año las bolsas han bajado sustancialmente, y no es que solo hayan afectado a Activision-Blizzard, Electronic Arts o Bethesda. Muchas compañías tecnológicas han visto bajar su valor en bolsa.

21423 bytes 17200 bytes 16768 bytes

Se podría relacionar, eso sí, a que en realidad no se prevé que haya mucha más expansión del mercado de los videojuegos, que ya está bastante maduro, como tampoco se prevé que haya más ventas de móviles, computadoras u otros dispositivos tecnológicos. Hay un cierto estancamiento en todos estos sectores, incluido el de los videojuegos, que desmotiva a comprar. Pero en el caso de los estudios de juegos AAA, que presenten más de lo mismo continuamente no hace más que agravar la situación.

Si ya habéis entrado en los treinta y lleváis toda la vida jugando, seguramente estaréis algo más desmotivados por los lanzamientos más recientes. Cada vez que veo algunos lanzamientos lo único que me suscitan es el pensamiento de «más de lo mismo». Incluso después de jugar a Red Dead Redemption II no ha cambiado mi opinión del mismo, sobre todo porque le falta cierta fluidez para un juego de acción, por mucho contenido de calidad que tenga. La próxima llegada de The Division 2 —que me gustó bastante el primero, pero después de que lo dejaran en condiciones, no al principio—, o Anthem como primer juego de una nueva franquicia, me suscita un poco de interés por ver la forma en que van a fastidiar toda la expectación creada. The Outer Worlds de momento me suscita un «¡meh!, ya veremos».

Además, ante la continua llegada de juegos, mis bibliotecas de Steam, Uplay, Origin y no sé qué otros sistemas de descarga digital, tienen decenas de juegos que ni siquiera he instalado, y muchos otros que tengo pendientes de terminar y por tanto no tengo interés en comprarlos al precio completo nada más salir a la venta. Y como yo, muchos de los que leéis la web, o que recurrís a webs de claves para conseguirlos más baratos. Lo cual hace que un juego tenga éxito o sea un fracaso en el periodo de reserva, porque luego te toman los estudios la decisión de poner de oferta juegos lanzados hace apenas dos o tres meses. Con lo cual, además del cabreo de los que lo han comprado a precio completo, crean un nuevo jugón que va a esperar la próxima vez a que estén de oferta.

No sé si el sector de los juegos AAA va a reventar, pero ciertamente tienen que meditar mucho más qué juegos van a poner a la venta. Hay una competencia brutal en el sector, aún más con todos los juegos indis de calidad que van llegando, y además hay otras actividades que compiten por el dinero y el tiempo de los jugadores, en lo que incluyo YouTube porque hay mucha gente que se pasa más tiempo viendo vídeos de los juegos que le gusta que jugándolos. Quizás sea un problema de que hay un exceso de ocio y poco tiempo para todo. Pero sí que puede haber movimientos en el sector para contrarrestar una bajada de ingresos en los grandes estudios. Y sobre todo pido que no haya otro Fallout 76 en bastante tiempo.

Vía: The Tech Spot.