Brujos, cazadores de monstruos, seres humanos mutados a base de pociones para mejorar sus habilidades físicas. Entrenados durante años en el arte de la espada para aprender todos los puntos débiles de los miles de monstruosidades que asolan aldeas y ciudades y derrotarlos. O bien a través de magía y trampas, o atravesando su corazón con la espada de plata que siempre acompaña a todo brujo. Cazadores antaño orgullosos, de los que ya no quedan muchos, y entre los que destaca uno, "El lobo blanco", Geralt de Rivia.

Muchos conocisteis a Geralt a través de los videojuegos, sin embargo, su historia se inició en la mente de Andrzej Sapkowski, un escritor polaco, que inició la aventura de Geralt allá en 1990 con una serie de historias sueltas, muchos de ellos basados en los cuentos de niños de toda la vida adaptados de forma oscura para un público más adulto.

Más tarde, el destino tendría reservada para Geralt una aventura mucho más grande, una aventura que le ligará con una niña que será decisiva para el destino del mundo. Tiempos difíciles para un hombre que quiere mantenerse neutral en un mundo que se rompe a pedazos.

Geralt de Rivia y CD Projekt RED

De un escritor polaco pasamos a un estudio de videojuegos polaco, CD Projekt RED. Inicialmente se dedicaba a la traducción y adaptación de videojuegos al polaco, pero decidió adentrarse en el desarrollo, y qué mejor que con una obra patria. The Witcher vio la luz en 2007, iniciando un camino que ha desembocado en lo que tenemos hoy entre manos. Como curiosidad, CD Projekt RED también es el encargado de la plataforma Good Old Games o mas comúnmente conocida como GOG.

En esta ocasión Geralt se tendrá que enfrentar a un misterioso ejército conocido como La Cacería Salvaje que está asolando los Reinos del Norte, dejando muerte y tierra quemada allá por donde pasa. Solo Geralt tiene la clave para acabar con este terrible ejército.

Expandiendo el éxito

Después de un maravilloso The Witcher 2: Assassins of Kings, su tercera entrega llega para mejorar lo que ya era muy bueno, ampliando la libertad del jugador y el mundo en el que nos movemos (los desarrolladores hablan de un 20% más grande que Skyrim). Todo ello sin olvidar que Geralt es un brujo y se gana la vida cazando monstruos, por lo que dicha caza, ha alcanzado un papel principal en esta tercera entrega.

CD Projekt RED no ha escatimado en gastos para esta entrega, ya hemos visto que será un juego muy grande, y lo vuelve a demostrar contratando como actores de doblaje a una de las voces más imponentes del panorama televisivo con Charles Dance.

A pesar de ello, no ha podido evitar la polémica, primero con el retraso de 3 meses para arreglar errores (vaya, gracias, nadie quiere un juego lleno de fallos) y después con el supuesto downgrade gráfico que ha sufrido el título a lo largo de su desarollo.

Requisitos

A pesar de la polémica, si de algo estoy seguro es que The Witcher 3 no decepcionará a nadie, tanto a nivel de jugabilidad, como de historia y, por supuesto, a nivel gráfico. Incluso si lo juegas en consolas ofrece un aspecto impresionante, pero si cumples los requisitos recomendados, ten cuidado, tu mandíbula corre el peligro de despegarse de tu cara.

Requisitos mínimos:
  • CPU: Intel CPU Core i5-2500K 3.3GHz // AMD CPU Phenom II X4 940
  • GPU: Nvidia GPU GeForce GTX 660 // AMD GPU Radeon HD 7870
  • RAM 6GB
  • OS 64-bit Windows 7 o 64-bit Windows 8 (8.1)
  • DirectX 11
  • 40 GB de espacio en disco

Recomendados:

  • CPU: Intel CPU Core i7 3770 3,4 GHz // AMD CPU AMD FX-8350 4 GHz
  • GPU: Nvidia GPU GeForce GTX 770 // AMD GPU Radeon R9 290
  • RAM 8GB
  • OS 64-bit Windows 7 o 64-bit Windows 8 (8.1)
  • DirectX 11
  • 40 GB de espacio en disco

Dos cinemáticas para ver

La guinda del pastel la quiero poner con estas dos increíbles cinemáticas que resumen perfectamente lo que nos vamos a encontrar en el juego.

The Witcher 3 ya está disponible en PC, PS4 y Xbox One. Ahora vosotros tenéis una responsabilidad para con el mundo y así librarlo de cualquier criatura que pueda hacer daño a sus habitantes.