Dentro de los portátiles que crea Gigabyte hay unos que siempre me llaman mucho la atención como son los de la serie Aero. Esta serie está más pensada para profesionales que para jugones, y lo que los convierte en ideales para ello es la pantalla. Está validada por Pantone, y por tanto apta para diseño gráfico y, en el caso del Aero 17 HDR XB que me ocupa en este análisis, es también una de las pocas pantallas para portátil que interpreta imágenes de alto rango dinámico (HDR).

El equipo tiene buena presencia y no es demasiado grande a pesar de su pantalla de 44 cm de diagonal ni pesado. Viene respaldado por una buena batería para trabajar fuera de casa, que probablemente sea lo que más busquen los profesionales de equipos como este: que tenga buena potencia cuando sea necesario, y cuando no que tenga mucha autonomía.

Inspección visual y características

img_3166.jpeg

Gigabyte itera una vez más sobre su serie Aero 17 HDR para profesionales, y lo hace manteniendo casi el diseño del equipo. Cambian algunos aspectos a nivel de componentes, pero nada realmente sustancial como para marcar una gran diferencia de rendimiento respecto al equipo de 2019. La carcasa sigue siendo mayormente de aluminio negro con partes de plástico, aunque el diseño y acabados me gustan bastante.

El equipo tiene un tamaño de 396 mm × 270 mm × 21.4 mm y un peso de 2.5 kg, por lo que dista bastante de ser un ultraportátil, y tampoco tiene la intención de serlo. Ese tamaño le permite incluir una pantalla de 43.9 cm de diagonal (17.3 in), la cual es 4K con certificado DisplayHDR 400, y cubre el 100 % de las gamas sRGB y Adobe RGB según la compañía. Es raro de ver en un equipo, aunque estas pantallas profesionales no son aptas para jugones porque introducen un tiempo de respuesta bastante alto, y se aprecia a simple vista jugando.

Aero 17 HDR XB de Gigabyte
ProcesadorCore i7-10875H de Intel
GráficaGeForce RTX 2070 Super Max-Q (80 W) de Nvidia
Memoria16 GB DDR4-2933
Pantalla17.3 pulgadas, panel IPS, 3840 × 2160 píxeles, 500 nits de brillo máximo
AlmacenamientoSSD: uno de 512 GB, espacio para un segundo M.2 2280
Puertos3× USB 3.0, 1× Thunderbolt 3 (datos y vídeo), 1× HDMI 2.0, 1× mini-DisplayPort, lector de micro-SD
Conectividadwifi 802.11 ax, Bluetooth 5.0, Ethernet
Batería94.24 Wh, cargador de 230 W
Dimensiones396 mm × 270 mm × 21.4 mm
Peso2.5 kg
ExtrasCierre de seguridad Kensington, cámara web
PVPR2749.99 dólares

La cámara web en este caso está debajo de la pantalla, con un sistema de seguridad para que no se use si el usuario no quiere ya que tiene una pequeña tapa corredera para desactivarla a nivel físico. Es una buena idea, aunque la posición de esta cámara es mala y probablemente querrás recortarte los pelos de la nariz antes de hacer videoconferencias.

El teclado del equipo incluye iluminación RGB por tecla y es totalmente personalizable a través del programa de gestión de Gigabyte. Las teclas usan interruptores tipo tijera, y no es muy diferente a otros teclados de calidad de portátil. De hecho este teclado me gusta bastante, y aunque he recibido para analizar un modelo con la disposición estadounidense existe con el teclado en disposición española. Esa disposición es la habitual con el intro en dos filas. Se me hace bastante agradable de usar una vez que me he acostumbrado a él, y no le veo problemas.

Debajo del teclado se sitúa un panel táctil bastante preciso y con un lector de huellas dactilares integrado. A los lados tiene las habituales pegatinas de información del equipo, pero sinceramente me sobran. No me gusta ver esas pegatinas en los portátiles, y alguien en los equipos de mercadotecnia de los fabricantes de portátiles debería tomar la decisión de eliminarlas totalmente. Están ahí para cuando se ponen en exposición, pero lo mejor sería que les dieran a las tiendas las pegatinas por separado. No me gustan esas pegatinas porque afean el diseño, y es lo que le ocurre a este equipo. Cuando intentas quitarlas algunas veces el pegamento no es precisamente flojo, se rompe la pegatina, y adiós muy buenas. Siendo aluminio me imagino que no quedará rastro, pero estaría bien que dejaran de ponerle pegatinas a equipos de 2800 euros, gracias.

Si se mira al interior del equipo quitando la tapa inferior se puede ver dos bancos de memoria DDR4 en formato SO-DIMM y dos ranuras M.2 2280, una en la parte superior de la batería a la derecha y otra a la izquierda de la batería. Esa batería es de 94.24 Wh por lo que es de alta capacidad, y se acompaña con un cargador de 230 W. El procesador del equipo recibido es un Core i7-10875H y la tarjeta gráfica una GeForce RTX 2070 Super Max-Q (80 W), con 16 GB de DDR4-2933 y 512 GB de SSD de tipo PCIe. Entraré a hablar más detenidamente de ellos en los siguientes apartados.

En cuanto a los conectores, el equipo incluye dos USB 3.0 en el lado izquierdo junto a un RJ-45, un lector de tarjetas SD y dos de audio de 3.5 mm. En el lado derecho tiene la toma de corriente, un HDMI, un mini-DisplayPort, un Thunderbolt 3 y un USB 3.0. Es más que suficiente y variada, por lo que no se puede poner pegas en este apartado.

Rendimiento del procesador

img_3162.jpeg

El Core i9-10980HK de Intel es el mejor que tiene la compañía para portátiles, pero no es el que hay en el mercado para ellos. Ese honor lo tiene el Ryzen 7 4800HS de AMD, y es una pena no tenerlo disponible como opción para este Alienware m17 R3, aunque el Core i9 dé un mejor rendimiento habitualmente en juegos con las tarjetas gráficas más potentes, y de ahí la decisión de la compañía. Pero esa elección tiene ciertas consecuencias en cuanto a consumo y calor.

El procesador es un modelo de ocho núcleos físicos con multihilo funcionando a 2.3 GHz de base y un turbo máximo de 5.1 GHz, y cuenta con una unidad gráfica integrada UHD Graphics 630 con la que va intercambiando en uso con la tarjeta gráfica en función de la carga y tarea que se esté realizando en el equipo. Es un punto positivo y que beneficia a la autonomía del dispositivo.

Mirando los resultados de este procesador en Cinebench R20 se puede ver que es superior al Core i7-10750H de seis núcleos, aunque no por mucho a pesar de tener dos núcleos adicionales. Su potencia mononúcleo es de las mejores de lo que tiene Intel en el mercado para portátiles, y no se diferencia mucho de la de los procesadores de sobremesa que están en el momento de escribir esto en el mercado como el Core i9-10900K. Esa potencia mononúcleo dará un buen rendimiento de procesador en tareas como JavaScript (navegadores), apertura de aplicaciones y similares, por lo que en la práctica se ganará fluidez en el día a día. Que beneficie o no en juegos dependerá del sistema de refrigeración y del turbo máximo en todos los núcleos, que en realidad debería situarse sobre los 4.4 GHz.

Cinebench R20, monohilo
Aero 17 HDR XB
Core i7-10875H
510
Alienware m17 R3
Core i9-10980HK
498
Aorus 7 KB
Core i7-10750H
489
MacBook Pro 16
Core i9-9980HK
479
Aorus 15 SA
Core i7-9750H
431
Cinebench R20, multihilo
Alienware m17 R3
Core i9-10980HK
4251
MacBook Pro 16
Core i9-9980HK
3357
Aero 17 HDR XB
Core i7-10875H
3231
Aorus 7 KB
Core i7-10750H
2889
Aorus 15 SA
Core i7-9750H
2493

Rendimiento de la tarjeta gráfica

laptops-aw-alienware-m17-r3-nt-pdp-mod-3.jpg

Este equipo tiene una buena potencia gráfica gracias a la inclusión de una GeForce RTX 2070 Super Max-Q de arquitectura Turing completa. No es una gran variación de la RTX 2070, pero sí que aporta un sistema de alimentación mejorado con módulos de regulación de voltaje (VRM) de mayor calidad para permitir un funcionamiento a menores temperaturas mejorando la eficiencia energética y la potencia del chip. Son pequeños pasos en la buena dirección que de vez en cuando da NVIDIA y los fabricantes de portátiles como Dell.

Esta versión de RTX 2070 Super Max-Q tiene 2560 sombreadores funcionando a 1155 MHz, frente a los 1380 MHz del modelo Max-P o de máximo rendimiento. De hecho es la menor velocidad posible del diseño Max-Q de la 2070 Super, por lo que previsiblemente rendirá algo por encima de la RTX 2060 normal de movilidad. Incluye 8 GB de memoria GDDR6 a 14 GHz. Salvo por la bajada de unos 600 MHz a la frecuencia turbo máxima, es un modelo casi idéntico a la RTX 2070 Super de sobremesa. Eso sí, su consumo se queda en la tercera parte, 80 W en vez de 225 W, en parte por un cribado más estricto y en gran parte por la bajada de frecuencias.

La unidad gráfica es de arquitectura Turing e incluye tanto núcleos de trazado de rayos como núcleos tensoriales. El trazado de rayos se pondrá más de moda en 2021 una vez estén extendidas las consolas de nueva generación y las nuevas Radeon RX 6000 de AMD que lo implementan, pero los núcleos tensoriales son algo específico de NVIDIA. Esas unidades reciben el nombre del cálculo tensorial, una parte de las matemáticas que se dedica a estudiar los tensores, una entidad algebraica muy utilizada en inteligencia artificial y que NVIDIA usa sobre todo para un suavizado de bordes que permite ganar rendimiento neto.

En cuanto a su potencia en juegos, a continuación tenéis algunos resultados. Tened en cuenta que están tomados con los controladores GeForce y no con los Studio que son los profesionales. Puesto que no hago trabajo 3D con la tarjeta gráfica he preferido hacer el análisis con los GeForce, pero tened en cuenta que están preinstalados los Studio, los cuales no se actualizan tan rápido como los GeForce y por tanto pueden tener problemas en los juegos más recientes.

Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider, DX12, FHD
Alienware m17 R3
RTX 2070 Super
120,6
Aorus 17 HDR XB
RTX 2070 Super Max-Q (mín.)
108,2
Aorus 7 KB
RTX 2060
87
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Control

Control, DX12, FHD
Alienware m17 R3
RTX 2070 Super
93
Aorus 17 HDR XB
RTX 2070 Super Max-Q (mín.)
81,8
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Total War: Warhammer II

Total War: Warhammer II, DX11, FHD
Alienware m17 R3
RTX 2070 Super
76,5
Aorus 17 HDR XB
RTX 2070 Super Max-Q (mín.)
64,1
Aorus 7 KB
RTX 2060
61,8
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3, DX11, FHD
Alienware m17 R3
RTX 2070 Super
112,1
Aorus 17 HDR XB
RTX 2070 Super Max-Q (mín.)
94
Aorus 7 KB
RTX 2060
77,2
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2, Vulkan, FHD
Alienware m17 R3
RTX 2070 Super
66,5
Aorus 17 HDR XB
RTX 2070 Super Max-Q (mín.)
54,3
Aorus 7 KB
RTX 2060
47,6
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Rendimiento en trazado de rayos y DLSS

En esta ocasión añado un juego más con implementación del trazado de rayos —o RTX, la implementación de NVIDIA de DirectX Raytracing [DXR]— en tiempo real o el supermuestreo por inteligencia artificial (DLSS). Shadow of the Tomb Raider implementa la primera versión de DLSS, mientras que Control y Death Stranding implementan la muy mejorada segunda versión. Añado Cyberpunk 2077 por ser el juego de moda y tener tanto DLSS como trazado de rayos.

Lo que intenta hacer NVIDIA con DLSS es compensar la pérdida de rendimiento del trazado de rayos, pero se puede usar de manera independiente para ganar un empujón sustancial de rendimiento. No está asegurado que haya una mejora de rendimiento, y en realidad depende de otros factores como el procesador. En el caso de Death Stranding, al activar DLSS hay solo una pequeña mejora de rendimiento a una resolución de 1920 × 1080 píxles (FHD). DLSS se suele portar mejor a mayores resoluciones, pero para jugar en este portátil no usaría resoluciones superiores a FHD debido a que con ella ya se ve perfectamente nítida a una distancia de uso normal de unos 60 cm.

APIMedia (f/s)Percentil 99 (f/s)
Shadow of the Tomb RaiderDX12108.276.2
DX12+RTX+DLSS189.743.9
ControlDX1281.866.1
DX12+RTX+DLSS268.758.0
Cyberpunk 2077DX12+RTX+DLSS259.649.2
DX12+RTX+DLSS259.751.9
Death StrandingDX1279.959.8
DX12+DLSS281.761.4

Almacenamiento

El modelo recibido incluye una SSD de 500 GB de tipo PCIe 3.0 ×4, y en el CrystalDiskMark se comporta razonablemente bien aunque dista bastante de ser de las mejores del mercado. El equipo tiene espacio para dos unidades M.2 2280.

En ese resultado de CrystalDiskMark la unidad alcanza los 2921/2977 MB/s de lectura/escritura secuencial así como los 579/490 MB/s de lectura/escritura aleatoria en el escenario más favorable, y de 43/119 MB/s en el más desfavorable. En juegos no se va a notar mucha diferencia entre unas unidades SSD de tipo PCIe y otras, por lo que su rendimiento es bueno. Esta unidad es muy rápida en secuencial pero en aleatorio pierde claramente frente a otras unidades en un caso bastante favorable, pero tiene valores aleatorios normales tirando a buenos en valores aleatorios extremos —marcado como «RND4K Q1T1»—.

Autonomía

La autonomía de un portátil de estas características suele ser baja, pero en este caso la RTX 2070 Max-Q no está siempre activa debido a que la pantalla tiene un refresco normal de 60 Hz frente a los portátiles netamente para jugar. No hay que olvidar que este equipo es para profesionales y no para jugones. El consumo en reposo del equipo se puede situar sobre los 35 W, pero para compensarlo este equipo incluye una batería de 94 Wh. Eso le permite funcionar durante unas seis horas en un uso de reproducir vídeo o navegar por internet. La batería es uno de los puntos fuertes del equipo, incluso a pesar de la resolución 4K.

En cuanto al consumo, la combinación de una tarjeta gráfica de 80 W con un procesador como el 10875H hace que en juegos el equipo consuma en torno a los 175 W en carga máxima. Es un buen valor, y tiene margen con respecto a la fuente de alimentación ya que se proporciona una de 230 W.

Temperaturas y ruido

whcmpti8rbytm68t2sicpc-970-80.jpg

Este apartado está bien cubierto por el equipo, aunque no está exenta de algún pero que otro. El sistema de refrigeración es de cinco caloductos y dos ventiladores, ambos compartidos tanto por la CPU como por la GPU, por lo que funcionan de forma coordinada en lugar de independiente. Es un buen sistema de refrigeración para el consumo que tienen ambos chips, y de hecho se obtienen muy buenas temperaturas en carga, aproximadamente de 65 ºC tanto en la CPU como en la GPU.

Son temperaturas inferiores a otros equipos que están orientados al alto rendimiento, pero se gana en un funcionamiento más silencioso de en torno a 42 dBA a carga máxima. Los ventiladores tienen un ligero ruido agudo que puede resultar molesto a algunos, por lo que es el principal problema que le veo a la refrigeración del equipo. El equipo se podría usar sin cascos, pero quizás este ligero ruido haga que jugando o usándolo intensamente se haga necesario unos. Igual el problema de ruido ligeramente agudo tenga que ver con que es un producto para revisión y por tanto va de un lado a otro y recibe mil golpes en el transporte, pero no tengo más remedio que valorar y comentar el producto tal cual me ha llegado.

002_copia.jpg

En la imagen anterior se puede ver que las temperaturas y las frecuencias de funcionamiento son muy estables en carga completa. Se corresponden a la prueba Port Royale de 3DMark, por lo que es una que hace uso también de las unidades de trazado de rayos incluidas en la unidad gráfica de NVIDIA. Salvo algún pico de temperaturas al alza, en general es un sistema de refrigeración bastante bueno, con la ventaja de que además ni el teclado ni la carcasa del equipo se calientan en exceso.

Pantalla

img_3171.jpeg

Uno de los elementos a mirar con un poco más de detenimiento de este portátil es su pantalla. Cuenta con un certificado DsiplayHDR 400 y por tanto puede reproducir contenido de alto rango dinámico. Esto también quiere decir que alcanza la menos los 400 nits de brillo máximo, y ciertamente desde el primer momento se nota ya que la pantalla brilla mucho, aunque habrá que bajarlo para poder usarlo en el día a día. De hecho, su brillo máximo se sitúa cerca de los 500 nits.

Es un panel grande de 43.9 cm de diagonal con una resolución de 3840 × 2160 píxeles y de tipo IPS. La calidad de color viene avalada por Pantone, y solo puedo decir que la podría usar sin problemas en trabajo profesional. Es la idea detrás de este equipo. Cubre sin problemas el 100 % de la escala sRGB y en torno al 88 % de la Adobe RGB, por lo que la calidad de color es excepcional. Se nota desde el primer momento en que se empieza a usar.

Pero junto a la alta resolución llega un tiempo de respuesta igualmente alto, lo que la hace un panel menos idóneo para jugar. Ese tiempo de respuesta puede irse en torno a los 40-50 ms, y es lo habitual en estos paneles. Portátiles como los de Apple tienen mismos tiempos de respuesta altos, y los tienes cualquier panel 4K de uso profesional. A la hora de jugar todo es cuestión de acostumbrarse, pero dará la sensación de que los juegos se mueven algo borrosos o que cuesta centrarse en la acción, sobre todo en los de tiros como Cyberpunk. Pero insisto en que este portátil no es para jugar, aunque se podrá también, sino para uso profesional, y en eso es excelente.

Programa de configuración

003_copia.jpg

El programa de configuración del portátil es el Centro de Control de Gigabyte. En él se puede configurar bastantes cosas, empezando por los controladores de todos los componentes del portátil (Ethernet, Bluetooth, sonido, etc.). También permite controlar el rendimiento del equipo, con posiciones que van desde la eco para reducir el consumo hasta la turbo que es para exprimir el equipo al máximo.

La gestión de los ventiladores también se puede realizar desde este programa, y llega con varios modos predefinidos además de uno libre. El modo que más y menos me ha gustado es el silencioso. Prácticamente no hay pérdida de rendimiento frente al normal pero además intenta detener los ventiladores totalmente cuando no hay una gran carga de CPU o GPU. El problema es que el rearranque de los ventiladores puede ser más molesto que el hecho de que estén todo el rato funcionando, por lo que al final he usado el portátil principalmente dejándolo en el modo normal. Con el consumo y temperaturas de este equipo no me ha hecho falta usar el modo juegos de los ventiladores.

En este programa también se controla la iluminación ARGB de teclado, con efectos predefinidos o personalizables hasta cierto grado. Hay características adicionales entre todas las opciones, como ajuste de brillo, cambio de temperatura de color, reducción de luz azul, ajuste de energía del equipo (automático, economizador, equilibrado, alto rendimiento o personalizado), y otros. Es un programa bastante completo y que en general resulta bastante útil, por lo que recomiendo instalarlo y usarlo.

Un portátil excelente para cualquier uso

img_3269.jpeg

El Aero 17 HDR XB es un equipo para profesionales bastante interesante y muy potente, pero como suele ocurrir con los portátiles esto tiene sus pros y sus contras. Quizás la mayor pega sea el ruido del equipo, y no es que sea malo. Ni mucho menos. Gigabyte ha optado por la RTX 2070 Super Max-Q a 80 W para que genere muy poco calor y eso se nota en los resultados. Con 65 ºC de máximo en procesador y tarjeta gráfica, es un funcionamiento excelente.

El problema reside en el ruido de los ventiladores. En el perfil normal de uso a través de la aplicación de Gigabyte para este equipo se notan constantemente activos a pesar de que las temperaturas son buenas. En el perfil silencioso ciertamente se apagan si no se está haciendo absolutamente nada, pero se activan en cuanto te pones a mirar internet, y quizás sea más molesto notar cómo se activan y desactivan que el hecho de que estén constantemente activos. El nivel de ruido en realidad no es malo porque alcanza los 42 dB a carga máxima a unos 60 cm de la pantalla del equipo, pero es ligeramente agudo.

La elección de tarjeta gráfica es bastante buena y de bajo consumo. De hecho rinde más que la RTX 2060 de 90 W pero consumiendo menos, 80 W. En este apartado no puedo poner pegas, porque me parece una buena elección para un equipo delgado y de bajo ruido. El procesador es de ocho núcleos, pero claramente está limitado su rendimiento por lo que dista del rendimiento de otros procesadores de ocho núcleos de la serie Core H de 10.ª generación usados en portátiles con refrigeración mucho mayor.

En general el conjunto del portátil es muy bueno, sobre todo por la pantalla. Es de una calidad excelente, y para uso profesional se puede usar sin problemas. Con la ventaja de que alcanza cerca de los 500 nits de brillo máximo y por tanto puede servir igual de bien a fotógrafos como a aquellos que editan vídeo y quieren hacerlo con HDR. No es que la implementación de HDR sea extraordinaria, y menos al no tener atenuación local, pero al menos es un añadido que no molesta.

Puntuación

8.5

sobre 10

Lo mejor

  • La pantalla es estupenda, y muy válida para trabajo profesional.
  • Buena autonomía para el tipo de portátiles que es.
  • Gran rendimiento gráfico y de procesador.
  • Excelente sistema de refrigeración.

Lo peor

  • El ventilador hace un ligero ruido agudo que puede resultar molesto a altas r. p. m.
  • La posición de la cámara web es mala.