Mad Catz se suma a la moda de los ratones de bajo peso con el MOJO M1, en el que se reduce hasta los 70 g eliminando parte de la carcasa y dejando una estructura visualmente atractiva. Por mi experiencia con este tipo de ratones pueden notarse inicialmente raros al tacto, pero todo es cuestión de acostumbrarse.

Este ratón tiene un tamaño de 120 mm × 79.3 mm × 39 mm, e incluye un cable forrado de tela trenzada de 1.8 m. El interior del ratón dispone de iluminación RGB en una sola zona, pero se verá curiosa a través de la carcasa del ratón. Tiene un botón adicional en la parte superior y dos más en el lateral izquierdo. La compañía destaca el uso de interruptores mecánicos Dakota desarrollados por ella para los botones principales, con un mejor sistema antirrebote.

El sensor óptico es un PMW 3360 de PixArt, que es de 12 000 PPP, con una velocidad de 250 PPS y una aceleración de 50 G, por lo que es un sensor bueno, más que suficiente para la mayoría de jugones, pero no es de los mejores del mercado.