La empresa alemana EndGame Gear tiene un catálogo de unos pocos productos pero los que tiene son de excelente manufactura. Puede que no sea una empresa muy conocida, pero su ratón XM1 fue mejorado recientemente con el XM1 v2 y una versión con iluminación ARGB añadida que es la que cubro en el presente análisis. Ese ratón es el XM1 RGB, y es uno de altas prestaciones con buena ergonomía y que apunta al público general con un PVPR de 70 euros.

Desembalado

0_img_2891.jpg

EndGame Gear tiene pocos productos en el mercado, pero el XM1 es probablemente uno de los mejores ratones que hay ahora mismo para jugones. Esta versión XM1 RGB es visualmente más atractiva, y si bien no soy muy de buscar específicamente los periféricos con esta iluminación RGB, al final sí que agradezco un poco de color en el escritorio. Al pasarme todo el día delante del monitor en una mesa de color negro, que haya un poco de color relaja bastante.

No me voy a ir mucho más por las ramas porque ni siquiera he empezado con el desembalado del ratón. El XM1 RGB llega en una caja negra en el cual la compañía destaca tres cosas como relevantes, además de hacer evidente esa ilulminación ARGB: el peso de 82 g, el sensor PMW3389 de hasta 16 000 PPP, y los interruptores de los clics principales con 1 ms de procesamiento. Las tres cosas son importantes en un ratón porque afectan a la comodidad de uso, a la adecuada respuesta de su movimiento y a reducir la latencia de entrada en juegos.

El ratón llega protegido en una bolsa de plástico y embutido en una bandeja de poliuretano gris. En estos tiempos que corren de guerra contra el plástico sería buena idea que las compañías optaran por bandejas de cartón reciclado, pero tampoco se puede valorar como algo negativo. Con echar esa bandeja al reciclaje de plástico es suficiente. El cable forrado de tela trenzada de 1.85 m llega recogido con una goma ajustable, y termina en una clavija USB 2.0.

El modelo recibido es en color negro, y al sacarlo de la bolsa llama la atención su acabado en mate y el tacto agradable que tiene. En el reposapalma tiene el logo de la compañía. Los dos botones principales están claramente diferenciados del resto del cuerpo del ratón. La estética general es bastante buena, simple, y en la mano el ratón da buena sensación. Dispone de dos botones de acción adicionales en la parte izquierda, y la rueda tiene clic central.

Quizás lo más interesante de este modelo sea las amplias almohadillas de teflón en su parte inferior. El ratón desliza de manera excelente sobre casi cualquier superficie, y esas almohadillas son más grandes que las incluidas en la versión XM1 base. Con respecto a ese ratón el XM1 RGB no tiene otras diferencias. En esa parte inferior se puede ver también el botón para cambiar al vuelo el muestreo del sensor.

Características

Vídeo

El tamaño de este ratón es de 122.14 mm × 65.81 mm × 38.26 mm y cuenta con un peso de 82 g, en parte debido al peso adicional de los ledes RGB y la electrónica adicional, porque el XM1 se sitúa sobre los 70 g. Aun así, el ratón se nota ligero en la mano. Esos ledes se reparten entre la rueda, el logo del reposapalma y la base del ratón, y en total son catorce. Solo la zona inferior es de tipo ARGB, por lo que se pueden crear efectosd e iluminación avanzados.

Los botones de acción principales del XM1 RGB incluyen interruptores GM 4.0 de la empresa Kailh, conocida por sus interrutpores baratos para teclados mecánicos. Están tasados para durar al menos 60 millones de pulsaciones. EndGame Gear asegura que los interruptores están cribados para mantener un clic agradable y con un buen rebote, además de que la señal se procesa en menos de un milisegundo.

XM1 RGB de EndGame Gear
Dimensiones122.14 mm × 65.81 mm × 38.26 mm
Peso82 g
ConexiónCable de 1.85 m
SensorPWM3389 de PixArt
Sensibilidad16 000 PPP (píxeles por pulgada)
Velocidad>450 PPS (pulgadas por segundo)
Aceleración50 G
Muestreo1000 Hz
Botonesdos principales, clic rueda, dos en la parte izquierda
Extrasiluminación RGB, botón de perfiles en la parte inferior
Manopara diestros
PVPR69.99 euros

El sensor del ratón es un PWM3389 de PixArt que es un sensor óptico de 16 000 PPP de sensibilidad, con una velocidad de 450 PPS, una aceleración de 50 G, y una separación máxima (de la superficie) de 2 mm. El muestreo se puede configurar a 250 Hz, 500 Hz y 1000 Hz. Es un sensor muy, muy bueno, y pocos hay en el mercado que sean claramente mejores. Eso sí, este tipo de sensores es como matar moscas a cañonazos y la mayoría de los jugones no lo aprovecharán al máximo.

Si bien, eso sí, este tipo de sensores de alta calidad permiten una respuesta mejor del sensor en el día a día. Un movimiento más fluido que algunos notarán para bien, sobre todo si vienen de ratones con sensores de menor sensibilidad, como los habituales de 2000 a 4000 PPP que se venden por diez euros o menos. Un cambio así se suele notar mucho. Si llegas de otro ratón de 6000 a 8000 PPP con 250 o más PPS se notará menos.

Programa de configuración

005.jpg

Para hacer la configuración más sencilla se puede descargar el programa de configuración del XM1 RGB desde la web de EndGame Gear. De entrada hay un par de problemas con este programa. El primero es que no es uno único para todos los productos de la compañía, aunque en realidad no es un problema porque se dedica casi solamente a ratones y ahora mismo solo tiene dos en el mercado. Las probabilidades de tener dos ratones de EndGame Gear en el mismo equipo son bajas.

El segundo, bastante más importante, es que el programa no escala correctamente con las pantallas de alta densidad de píxeles, y con ello quiero decir que en un monitor 4K con el escritorio a FHD la ventana del programa se ve a la mitad del tamaño que debería y por tanto se ve muy pequeño. En un monitor FHD o QHD se verá bien, pero estamos en 2020, y este tipo de cosas no deberían seguir ocurriendo. Entiendo que las empresas como EndGame Gear tienen que centrarse en el hardware más que en el software, pero esto último es también muy importante ahora mismo.

Más allá de estos pequeños problemas, el programa de configuración incluye todo lo que se puede esperar para personalizar un ratón RGB. Se puede cambiar la función de los botones laterales y el clic de la rueda. El sensor tiene suficiente personalización con las habituales etapas de velocidad, hasta cuatro, así como determinar la distancia de separación y controlar el rizado del movimiento —que cree líneas más rectas en los pequeños zigzagueos que se ocasionan al mover el ratón, aunque al usuario le parezca que va en perfecta línea recta—.

El apartado de iluminación cuenta con varios efectos predefinidos, pero se puede modificar para cada una de las posiciones —reposapalmas, rueda y base del ratón—, así como los parámetros de brillo y velocidad de la iluminación. Este programa también es la mejor forma de encontrar nuevas actualizaciones del firmware del ratón, y será probablemente lo primero que haya que hacer al comprarlo porque no vendrán todos los modelos actualizados con la última versión.

Un ratón fiable, rápido y con mucho color

img_2939.jpeg

Endgame Gear crea ratones de diseño básico que son cómodos de usar. Este producto para jugones no opta por un diseño más llamativo porque al final lo que importa es la comodidad y buen funcionamiento, y en el caso de este ratón lo consigue sin problemas. Ambos apartados están muy cuidados, el ratón es muy agradable de sujetar con su superficie mate, y está disponible en colores blanco y negro. Los clics principales son rápidos y agradables de pulsar, y la posición de los botones laterales me parece adecuada.

La iluminación ARGB personalizable es suficientemente discreta y queda bien, aunque eso conlleva el habitual sobrecoste. No hay problema con ello ya que la compañía también cuenta con un XM1 sin RGB, por lo que el que no quiera esa iluminación puede optar por el ratón base, que es igual que este.

El sensor es muy bueno, de los mejores de PixArt, y altamente fiable. Poca gente necesitará configurarlo con los 16 000 PPP de velocidad máxima que permite, y en general me ha parecido que para un uso normal del ratón para un usuario normal —un monitor no panorámico hasta 4K— la configuración por defecto está perfecta. Si alguien usa un monitor panorámico o varios monitores puede que quiera darle más sensibilidad para moverse más rápido entre pantallas.

Quizás se eche en falta en el programa de configuración la posibilidad de crear perfiles por aplicación para que en ciertos juegos se cargue automáticamente un perfil de sensibilidad, pero eso ya son cuestiones avanzadas que requieren de un programa de configuración bastante más avanzado y trabajado. A cambio lo que ha incluido Endgame Gear es un botón inferior para ir cambiando el muestreo del sensor al vuelo, entre posiciones de 250 Hz, 500 Hz y 1000 Hz.

Puesto que el XM1 RGB acaba de llegar al mercado, su PVPR de 70 euros es algo alto pero no mucho, si bien su posicionamiento en el mercado hace que caiga en un sector muy, muy concurrido. Hay modelos de ratón similares en calidad por 50-60 euros con sensores iguales o solo ligeramente peores, y que además un usuario normal no va a notar gran diferencia de uso mientras mantengan una sensibilidad, velocidad y aceleración adecuadas. Hay ratones inalámbricos similares por unos 80 euros, aunque sin la iluminación RGB, que pueden resultar más atractivos a los que buscan cortar con los cables.

El sobrecoste al final de esta iluminación es de unos 10 euros, por lo que, como digo, el XM1 normal de 60 euros puede ser una compra más interesante para los que prefieren alejarse de esta iluminación. Para los que sí la quieran, me parece tampoco un precio descabellado esos 70 euros de PVPR, aunque tened cuidado porque en algunos sitios su PVP es más alto —como en Amazon en el momento de escribir esto—. En general se podría pedir que tuviera un precio algo más bajo, pero por su calidad sería una cuestión de regatear unos pocos euros, que en alguna oferta o esperando un tiempo ya se podría encontrar el XM1 RGB por debajo de los 60 euros.

Pero en general el precio no me parece malo por un producto de alta calidad como es este. Tiene buen diseño externo, desliza muy bien, es preciso y tiene una iluminación ARGB agradable y personalizable. No se puede pedir mucho más en cuanto a características a un ratón para jugar, y por tanto es un modelo bastante recomendable.

Puntuación

8.7

sobre 10

Lo mejor

  • Ergonomía, tacto agradable.
  • Muy preciso.
  • Iluminación ARGB bien configurable.

Lo peor

  • El programa de configuración necesita mejoras.