Razer ha anunciado una renovación de su portátil más pequeño y ligero, el Blade Stealth 13, para dotarle de un poco más de potencia de procesamiento y que aproveche algo mejor la GTX 1650 Ti Max-Q que incluye, y si no ha cambiado la potencia de diseño térmico de este chip entonces será de 35 W. Ahora ese procesador es un Tiger Lake, y concretamente un Core i7-1165G7 fabricado a 10 nm.

El equipo tiene un tamaño de 304.6 mm × 210 mm × 15.3 mm y pesa 1.41 kg, con una pantalla de 33.7 cm de diagonal (13.3 in) de resolución 1920 × 1080 píxeles y 120 Hz. Hay opción de que sea una pantalla FHD de tipo OLED táctil que cubre el 100 % de la escala de color DCI-P3 y que está orientada a creativos. La memoria sigue siendo 16 GB de LPDDR4 a 4266 MHz, con 512 GB de almacenamiento PCIe 3.0 ×4.

La batería es de 53.1 Wh. Cuenta con wifi 802.11ax y Bluetooth 5.1, y pasa a tener un conector Thunderbolt 4 —usado para cargar el equipo con hasta 100 W—, un USB 3.1 tipo C y dos USB 3.0. Tiene un sistema de cuatro altavoces con amplificador y sonido envolvente THX. Incluye cámara web compatible con Windows Hello, y panel táctil cubierto de cristal que usa el sistema Precision de Microsoft.

Se pone a la venta este mes por un precio de 2000 euros (1800 dólares más IVA) por el modelo FHD y 120 Hz, y de 2200 euros (2000 dólares más IVA) por el que tiene pantalla OLED.