El movimiento de Apple a usar sus propios procesadores en los Mac no dejará indiferente a nadie. Hay que tener en cuenta que aunque se basa en la arquitectura ARM la compañía ha hecho multitud de modificaciones y por tanto solo se parece en lo fundamental a los procesadores ARM de la competencia. Uno de esos procesadores, el A12Z usado en el iPad Pro, ha sido incluido en el Developer Transition Kit —un Mac Mini reconvertido— que ya está enviando a los desarrolladores, previo pago de 500 dólares, para que vayan adaptando sus aplicaciones al macOS Big Sur basado en procesador Apple.

La primera prueba de rendimiento apunta a una buena potencia, obteniendo 833 puntos en monohilo y 2582 puntos en multihilo en Geekbench, usando solamente cuatro núcleos de los seis que tiene debido a que Geekbench funciona virtualizado con Rosetta 2 al ser una aplicación hecha para la arquitectura x86-64. Por comparación, el MacBook Air 2020 obtiene unos 1000 puntos en monohilo y unos 2000 en multihilo. Por seguir la comparación, esta vez con el Mac Mini con procesador 8500B (6N/6H) de finales de 2018, este último obtiene 1015 puntos monohilo y 5275 multihilo (seis hilos), por lo que son resultados bastante interesantes.

El chip A12Z —sin modificar para este Mac Mini— es de consumo bastante inferior al Core i5-8500B, por lo que con que Apple permitiera al chip funcionar a mayor frecuencia parte de esa diferencia quedaría eliminada. Es de hecho lo que Apple hará en sus procesadores para Mac, dotarles de un mayor consumo, optimizando arquitectura interna para este uso y mejorando sustancialmente las frecuencias de funcionamiento, pero sin eliminar la ventaja de consumo de la arquitectura ARM.

captura_de_pantalla_2020-06-29_a_las_19.15.46.jpg

Fuente: Twitter. Vía: 9to5Mac.