GlobalFoundries ha estado reorganizando su cadena de producción, y sobre todo desde que tirara la toalla en el desarrollo de un proceso litográfico de 7 nm por los altos costes que iba a tener. Tras ello se centró en la producción de obleas de 30 cm con el proceso litográfico de 22 nm FDX con el que estaba aparentemente ganando bastante dinero. Ahora GlobalFoundries indica que va a cerrar su instalación de 65 000 metros cuadrados en Chengdu dedicada a la producción de este tipo de obleas.

Por otro lado, GlobalFoundries ha reforzado de una forma atípica su producción en los Estados Unidos de América con la implementación de diversas medidas de seguridad solicitadas por el Departamento de Defensa. Esto refuerza el cumplimiento de los estándares sobre comercio internacional de armas y las regulaciones de exportación de productos.

Ambas están centradas en controlar la exportación de productos que se puedan usar potencialmente en equipamiento militar, pero también fortalece la producción en el país acogiéndose a nuevas normativas de producción para poder fabricar equipamiento para uso por el propio Ejército de los EUA. Aunque, eso sí, el director ejecutivo de GlobalFoundries ha dicho que con estos cambios «apoyamos el objetivo de los EUA de lograr y mantener una posición dominante en la producción de semiconductores».

Vía: TechPowerUp, TechPowerUp (2).