Intel va a renovar sus procesadores Core de sobremesa dando un empujón importante a la potencia multinúcleo, o al menos así lo aseguran todos los rumores. El último llega desde WCCFTech, donde habrían puesto sus manos en las transparencias de una presentación de los Comet Lake S, mostrando bastantes supuestos detalles de estos procesadores, incluidos modelos concretos que la conformarían.

De acuerdo con la siguiente transparencia, Intel añadiría un Core i3-10100 de cuatro núcleos físicos pero a diferencia de la 9.ª generación estos Core i3 tendrían multihilo, siendo por tanto como los Core i7 de hace menos de tres años, principios de 2017, con el Core i7-7700K. Mucho ha llovido desde entonces —sobre todo muchos Ryzen—, y eso ha puesto presión en Intel. El precio se situaría sobre los 125 dólares.

cml-s_page_02-1480x833.png

El Core i5-10500 sería un procesador de seis núcleos físicos con multihilo, por lo que se pondría a la altura del Core i7-8700K de finales de 2017, a un precio de 190-200 dólares. Esto sí que representaría una sustancial mejora de potencia-precio para hacer frente a los Ryzen que ahora mismo están a mejor precio, sobre todo el Ryzen 5 3600 con el que competiría.

Luego estaría el Core i7-10700 de ocho núcleos con multihilo que sustituiría al Core i9-9900 pero a un precio sobre los 320 dólares que es el que tiene el actual Core i7-9700. Por último, habría un Core i9-10900 sobre los 450 dólares que sería de diez núcleos físicos con multihilo, que sería la joya de la corona de la nueva alineación de procesadores de Intel.

La transparencia anterior también muestra varios otros procesadores, como modelos de bajo consumo —sufijo T— y que los Xeon para prosumidores tendrían similares configuraciones de núcleos. Por debajo de los Core no habría cambios. Existirían los Pentium y Celeron con dos núcleos más multihilo, y dos núcleos sin multihilo, pero con más memoria caché y más frecuencia de funcionamiento.

Intel habla de que habría comparativamente hasta un 18 % más de rendimiento en estos Comet Lake S o hasta un 8 % en aplicaciones de Windows, lo último de lo cual se entiende como potencia mononúcleo a turbo máximo.

cml-s_page_01-1480x833.png

Junto a estos procesadores llegarán diversos chipsets como es habitual junto a un nuevo zócalo LGA 1200 —se diferenciaría por la posición de las muescas laterales del procesador—, aunque las placas base de estos procesadores Comet Lake S a 14 nm servirán para los Ice Lake S a 10 nm que llegarían quizás a finales de 2020 o principios de 2021.

No habría demasiados cambios, ya que incluso los canales PCIe adicionales se mantendrían en los 24, pero serían compatible con procesadores de hasta diez núcleos físicos, wifi 802.11ax, y el resto de conectividad y características normales de los chipsets de Intel. Mantendría el uso de memoria DDR4 a 2667 MHz antes de precisar un chipset que usarán perfiles de memoria extremos (XMP).

126414 bytes 132762 bytes 518308 bytes 342671 bytes 214905 bytes 509765 bytes 176446 bytes
248102 bytes 226522 bytes 120884 bytes 189171 bytes 156981 bytes 407407 bytes 130703 bytes 757901 bytes 309387 bytes

Vía: WCCFTech.