La colaboración entre Microsoft y AMD en el terreno de los procesadores se ha expandido un poco más tras la presentación del Surface Laptop 3 ya que han codiseñado unos procesadores Ryzen específicos para su variante de 15 pulgadas. Se trata de los procesadores Ryzen 5 3580U y Ryzen 7 3780U, orientado a maximizar el rendimiento reduciendo el consumo, lo que permite que estos portátiles superen las 11.5 h de autonomía —como la que aportan los Ice Lake a 10 nm de Intel usados, todo sea dicho—.

Son similares a los Ryzen 5 3500U y 7 3700U, por lo que usan arquitectura de núcleos Zen+ con cuatro núcleos físicos con un turbo que alcanza los mismos 4 GHz. El mayor cambio está en la unidad gráfica integrada, ya que el Ryzen 5 3580U usa una Vega 9 en lugar de Vega 8, lo que le da 64 sombreadores adicionales para darle más potencia gráfica en los 1.25 kg que pesa este equipo. El 3780U también pasa a tener una Radeon RX Vega 11, frente a la Vega 10 del 3700U.

La ventaja de usar los Ryzen es que la pantalla de los Surface Laptop 3 es compatible con FreeSync, lo que puede ser interesante para los que quieran jugar aunque sea a nivel básico a HD o FHD que es el que permite la RX Vega 11 del Ryzen 7 3780U. El procesador también se encarga de la gestión del Surface Pen y la pantalla para funcionar a 200 Hz en su detección y mejorar la respuesta en el uso del lápiz. Son procesadores de una potencia de diseño térmico de 15 W, que es lo ideal para ultraportátiles como el Surface Laptop 3.