Aunque muchas compañías son las que afirman tener móviles para jugar, solo hay un puñado de modelos en el mercado que realmente lo sean. Uno de ellos es el ROG Phone de ASUS que, entre otras cosas, incluye una pantalla de 90 Hz, un buen sistema de audio, accesorios a tutiplén y un mejor sistema de refrigeración para largas sesiones de juego a máxima potencia.

Ahora la compañía ha indicado que el ROG Phone II será presentado en breve e incluirá el recién anunciado Snapdragon 855+. Es el mismo sistema en chip que el Snapdragon 855, pero cribado para que el núcleo principal de los ocho que tiene funcionando algo más rápido (2.96 GHz) y la unidad gráfica (GPU) aumenta su frecuencia un 15 % hasta los 672 MHz.

Otro cambio que ha confirmado la compañía es que incluirá una pantalla de 120 Hz para igualarlo al Phone 2 de Razer. Más allá de ahí, lo que esperaría sería una revisión del sistema de refrigeración y del modo de subida de la GPU para las sesiones de juego. La presentación del ROG Phone II podría ser el 23 de julio.

La mayor pega que le pondría a esto de jugar en el móvil sería la carencia de juegos de primera línea para ellos como tiene la Switch, pero los sistemas de juego bajo demanda como Stadia de Google lo podrían popularizar. Pero al ejecutarse en los servidores de Google y ser el móvil un mero receptáculo de las imágenes allí generadas, en realidad no se necesita un móvil potente para ello. Por eso veo estos móviles para jugar como un nicho de mercado de corto recorrido y una moda muy pasajera.

Vía: Hot Hardware.