Samsung estaba encantado con la llegada del Galaxy Fold al mercado, su móvil con pantalla plegable, pero ahora está en proceso de contener un potencial desastre en su puesta a la venta. Las unidades para analizar están en manos de los críticos, pero varios de ellos han informado de que las pantallas ya han dejado de funcionar, aunque por diversos motivos.

En este diseño de Samsung la pantalla se dobla hacia el interior, lo que significa que tiene una abertura en torno al centro para facilitar el movimiento de cierre. Al crítico de The Verge se le metió un trozo de material por esa ranura, y la pantalla terminó dañada en el cierre. Otros han intentado quitar una película protectora de la pantalla pensando sin saber que no debían retirarla, aunque eso venía indicado en el manual. Por si no fuera poco, también hay alguno al que la pantalla se le ha roto por la zona de pliegue.

130434 bytes 139609 bytes 200375 bytes 52713 bytes 89005 bytes

Samsung ha salido rápido a hablar sobre este tema, por la cuenta que le trae. Ha indicado que varias de las muestras enviadas a los críticos han experimentado daños y que personal de la compañía valorará los motivos de su mal funcionamiento en persona. También ha indicado que la capa protectora de la pantalla que varios han retirado o intentado retirar está para evitar que se raye y que retirarla puede causar daños al teléfono.

En este último caso lo que hará será dejar bien claro que esa capa no se debe retirar —ponerla en el manual que nadie se lee no sirve de mucho—. En el resto está por ver qué dice sobre los motivos de la rotura de la pantalla. Lo único que se puede decir en este momento es que ya está teniendo publicidad negativa sin haber llegado al mercado, si bien Samsung ha indicado que se han agotado todas las unidades disponibles para reservar.

Vía: EnGadget.