Thermaltake es uno de los fabricantes de cajas de PC más importantes, con un amplio catálogo al que añadió recientemente la serie Commander C. Es una serie con cinco modelos distintos si bien solo varían en el frontal, manteniendo panel lateral de cristal e iluminación RGB preinstalada. El modelo analizado en este análisis es el Commander C32, que es el modelo que más me ha llamado la atención.

Es una caja grande y está orientada a usuarios que busquen un modelo espacioso para sistemas de refrigeración líquida personalizada, y por tanto no es tanto un modelo para aquellos que busquen cajas de tamaño más comedido o no requieran de una caja con grandes posibilidades de refrigeración.

Características, desembalado y diseño exterior

Este modelo de caja se vende en color negro, si bien hay algunos otros de la serie que están tanto en color negro como en blanco. Es una caja ciertamente grande, con 461 mm × 233 mm × 507 mm (al. × an. × pr.), y llama la atención primeramente el panel lateral de cristal y la rejilla del frontal, que lleva detrás de ella dos ventiladores de 200 mm preinstalados —800 RPM y 29.2 dB—. Llega debidamente protegida en la caja, con plásticos protegiendo el panel de cristal.

Commander C32 de Thermaltake
Tamaño461 mm × 233 mm × 507 mm (al. × an. × pr.)
Peso7.87 kg
Placas baseATX, micro-ATX, mini-ITX
Puertos2× USB 3.0, 2× con. 3.5 mm
Ventiladores incluidosdos de 200 mm con ARGB, uno de 120 mm posterior
Posiciones ventilacióntres frontales de 120 o dos de 140 mm o dos de 200 mm, dos superiores de 120/140 mm, uno trasero de 120/140 mm
Adaptado para refrigeración líquida
Unidades

3× 3.5 pulgadas, 2× 2.5 pulgadas

Bandejas incluidas para todas

Filtrosmagnético superior, filtro inferior retirable
Long. tarjeta gráfica310 mm, hasta 410 mm con reserva de agua
Altura disipador CPU180 mm
PVPR99 euros
PVP99 euros (abril de 2019)

El panel se quita retirando dos tornillos moleteados en la parte posterior, teniendo un grosor de 5 mm. Lo primero que se verá después de eso es la bolsa con toda la tornillería y accesorios que se proporcionan con la caja. Están los dos ventiladores frontales de 200 mm preinstalados con una iluminación RGB direccionable (ARGB) y uno posterior de 120 mm sin iluminación —1000 RPM y 16 dBA—.

El interior está despejado, con un compartimento para la fuente de alimentación en la parte inferior. A diferencia de otras cajas, las tres unidades de 3.5 pulgadas que se pueden instalar tienen sus propias bandejas pero dos se atornillan con un tornillo moleteado a la plancha de sujeción de la placa base y el otro a la parte inferior de la caja. Por tanto, la zona de la fuente de alimentación queda totalmente despejado.

184988 bytes 200720 bytes 231222 bytes 173883 bytes 150220 bytes 143021 bytes 146216 bytes 175760 bytes 177999 bytes 277593 bytes 153826 bytes 269060 bytes 241170 bytes 344128 bytes 256786 bytes 244678 bytes 277199 bytes 259211 bytes 267300 bytes 303428 bytes 236070 bytes 260879 bytes 188884 bytes 248629 bytes 171824 bytes 292574 bytes 250809 bytes 256801 bytes 269591 bytes 171834 bytes 191134 bytes 296807 bytes 281487 bytes 217466 bytes 200826 bytes 214151 bytes 171337 bytes

Para instalar la fuente de alimentación se proporciona una pieza de metal rectangular a atornillar a la fuente con cuatro tornillos, y se introduce desde la parte posterior en la caja. Una vez en su posición, se puede atornillar con otros cuatro tornillos moleteados o normales, lo que se prefiera. Esto facilita la gestión del cableado de la fuente, si bien para el tipo de equipo al que está orientado y que ese compartimento no va a tener almacenamiento en él, puede parecer algo innecesario, pero es bien recibido.

Las bandejas para las unidades de 3.5 pulgadas se pueden usar para otras de 2.5 pulgadas, y además hay dos bandejas adicionales para unidades de 2.5 pulgadas. La tornillería incluida permite fijar las cinco unidades, y se proporciona también como accesorios varias bridas, tornillos para sujetar la placa base —que puede ser ATX, micro-ATX y mini-ITX—, un pequeño altavoz para los pitidos de la placa base, y dos cables RGB a placa base desde el concentrador de conexiones RGB incluido.

Ese concentrador está conectado a los tres ventiladores preinstalados, y se puede controlar su color desde un botón en el panel frontal. En el panel también hay dos puertos USB 3.0, dos de 3.5 mm, botón de reinicio y arranque. Se incluye un cable de USB 3.0 a placa base más los cables de los botones y ledes de indicación de estado de disco duro y encendido.

El filtro superior es magnético para facilitar retirarlo, pero debido al tamaño que tiene esa zona para ventiladores y refrigeración líquida hace que el ruido de la fuente salga casi totalmente por la parte superior, pero a su vez también sirve para mejorar la salida de aire caliente. El filtro inferior es una mera rejilla, ni siquiera bandeja, que se retira y pone fácilmente.

Diseño interior

thermaltake_interior.jpeg

El interior es muy amplio y quiero incidir en que es una caja para sistemas de refrigeración líquida, y sobre todo personalizados que se puedan usar con reserva de agua. Se nota porque, como veréis más abajo, al instalar una mera placa base ATX con un disipador y una tarjeta gráfica normal queda mucho espacio libre en su interior.

Se puede instalar disipadores de hasta 180 mm de altura, por lo cual entra cualquier modelo actual, así como tarjetas gráficas de hasta 310 mm o 410 mm si no se instala una reserva de agua. El paso de los cables se realiza por dos aberturas situadas en 45º, lo que facilita poner los cables SATA o de alimentación ATX. Sin embargo, no están protegidas por gomas como sería deseable en una caja de este precio, si bien actúan más como ocultadores de la parte posterior, dejando solo ver la salida de los cables.

Como he comentado, el compartimento de la fuente de alimentación va a quedar en la mayoría de los casos totalmente despejado, siendo deseable una fuente modular para no dejar cables a la vista que pueda quedar antiestético. Esa cobertura del compartimento tiene una rejilla, y por tanto se va a poder ver lo que haya en él. Un detalle muy positivo es que se puede poner una tarjeta gráfica en horizontal, con la sujeción apropiada encima del compartimento, si bien no se proporciona el extensor PCIe de la placa base a la tarjeta gráfica en esta posición.

La zona de gestión de cableado es muy básico. No hay canalizaciones y solo aportan varias zonas para afianzar cables con bridas, y no es algo que vaya a quedar estético, aunque no se vaya a ver. Los cables en esa parte posterior quedarán prácticamente como queden, y tampoco parece que Thermaltake quiera que se gestione mejor el posicionamiento de estos cables. Pero lo hace porque la zona de gestión es muy amplia, y por tanto no va a haber problemas que el cable ATX de alimentación pase por encima de otros, y en general es una zona de gestión buena, si bien simple.

Se incluye un concentrador de conexiones ARGB, aportando dos cables RGB para placa base, aunque por defecto está conectado al botón del panel frontal. Tiene para gestionar cuatro ventiladores RGB, estando ocupados dos de ellos —el trasero se conecta a la placa base—. Por tanto se podría usar para dos ventiladores de la parte superior o los de un radiador de refrigeración líquida.

Montaje

thermal.jpg

Del montaje de este equipo hay poco que decir ya que ha sido un proceso positivo y sin contratiempos. Es una caja tan grande que no problemas al poner la placa base, la placa trasera de las conexiones, montar las unidades de almacenamiento, ni el resto de componentes. Quizás en la parte superior podrían haber dejado un poco más de espacio para asegurar que no va a haber problemas con ningún radiador, pero en principio no parece que debiera haber problemas.

222072 bytes 323362 bytes 280655 bytes 336911 bytes 287608 bytes 226680 bytes 287329 bytes 360288 bytes 341150 bytes 298652 bytes 301743 bytes 256290 bytes 284223 bytes 394489 bytes 195202 bytes 448513 bytes 205391 bytes 297034 bytes 214577 bytes

Conclusión

thermaltake.jpg

La caja Commander C32 es un modelo que me ha gustado bastante a la hora de montar un equipo en ella, pero como he dicho varias veces no es para un equipo normal y corriente. La posibilidad de poner dos ventiladores de 200 mm en el frontal, que no es habitual, llamará la atención de los que quieran un equipo con alta capacidad de refrigeración, si bien está orientada sobre todo a equipos de refrigeración líquida personalizada.

Se puede usar en equipos normales, pero soy más de ajustar el tamaño de la torre al máximo para el equipo que se quiera montar. Y ciertamente prefiero hoy en día los mini-PC o las cajas silenciosas, y por tanto no sería el consumidor objetivo de esta caja. Pero lo cierto es que me ha gustado mucho las bandejas para las unidades de almacenamiento, la ubicación en 45º del pasacables, la forma de insertar la fuente en la caja, el amplio espacio frontal, y el aspecto del frontal con los ventiladores de 200 mm activos.

Entrando a valorar el precio, que me temo que en este tipo de producto sí es inevitable, hay que tener en cuenta precisamente que incluye dos ventiladores ARGB de 200 mm y el concentrador de conexiones con los cables. Ese tipo de kit puede encarecer 40 o 50 euros el precio de una caja si se tuviera que comprar a parte, y de ahí que le falten «detalles de calidad» como me gusta decir. No tiene protecciones en los pasacables, y carece de guiado de cables en la zona de gestión de cableado.

Por tanto, si bien debería bajar algo su precio de venta al público (PVP), se puede considerar que tiene un precio de venta al público recomendado (PVPR) adecuado o al menos no disparatado. Pero hay que tener en cuenta al comparar con otras cajas que en ese precio se incluye el de los dos ventiladores de 200 mm —muy raros de ver preinstalados en equipos— con el concentrador y el panel lateral de cristal templado de calidad si se quiere hacer una buena comparación.

En general me parece una caja atractiva, con un buen panel de cristal, amplia y con buena capacidad de refrigeración máxima, siendo muy recomendable para equipos de alto rendimiento y refrigeración líquida.

Puntuación

8.5

sobre 10

Lo mejor

  • Interior amplio para refrigeración líquida personalizada.
  • Se puede colocar una tarjeta gráfica en vertical.
  • Ventiladores ARGB de 200 mm preinstalados y concentrador RGB.

Lo peor

  • No hay guías para la gestión del cableado, solo abrazaderas.
  • No hay otros detalles de calidad, como pasacables protegidos con goma.