Google cree tener la solución a la retransmisión de juegos por internet, y por eso ha anunciado Stadia. Este nuevo servicio de juegos bajo demanda permite, como el resto de servicios que hay de este tipo, retransmitir juegos desde los servidores de Google hasta un cliente. Por tanto, funcionará en móviles, tabletas, computadoras o cualquier otro dispositivo al que se le pueda poner un teclado y ratón o un mando, (casi) independientemente de la potencia que tenga.

Stadia permite retransmitir juegos a 4K y 60 f/s con el añadido de que permite hacerlo con imágenes de alto rango dinámico (HDR), por lo cual permitirá mejorar la calidad de otros servicios de la competencia a la vez que aumenta los requisitos de ancho de banda y latencia en los dispositivos en los que se emplee. Os podéis registrar para recibir más información del servicio en la web de Google.

Google también va a poner a la venta su propio mando de juegos, con un diseño distinto del que se había rumoreado que tendría. Estará disponible en colores blanco, negro y azul claro, y se podrá conectar directamente por wifi a internet a los servidores de Google o por Bluetooth al dispositivo con el que se empareje. Dispondrá de un botón para compartir vídeos grabados del juego directamente a YouTube, y otro para acceder al Asistente de Google.

screenshot_37_575px.png

Google cuenta con cierta ventaja en cuanto a infraestructura en lo referente al servicio en sí, ya que ha indicado que dispone de 7500 routers frontera —los que están en la frontera de su red y conectan con otras redes— en todo el mundo, por lo que la latencia a su red debería ser reducida independientemente de dónde viva el usuario.

Pero claro, está muy bien esto, pero Microsoft y otras compañías también tienen buena infraestructura, pero la latencia en última instancia depende de la red casera del usuario, de la conexión entre su edificio y la central de su operadora, el estado de la red interna de la operadora, y la conexión entre operadora y Google. Generalmente Google dispone de conexión directa o peering con casi todas las operadoras pero no con todas. O sea, que se está en lo de siempre con Stadia: tener una buena conexión de fibra y jugar por Ethernet para rendimiento óptimo y evitar tirones o desconexiones esporádicas.

screenshot_49.png

Los equipos que simulará el PC de un usuario en la nube usarán una Radeon Vega 56 o similar —indica 56 unidades de cómputo, pero puede ser una unidad gráfica personalizada—, un procesador personalizado x86 que suena a potencialmente una APU o incluso con una tarjeta gráfica Navi, con 16 GB de HBM2 y hasta 484 GB/s de transferencia de la conexión. Los juegos funcionan sobre Linux y con la biblioteca gráfica Vulkan.

Google pondrá en manos de los desarrolladores todo un arsenal de herramientas para que puedan llevar sus juegos a la nube. Eso incluye herramientas relacionadas con la inteligencia artificial, para lo cual los centros de datos de Google están muy capacitados, integrado directamente en sus juegos. Pero en última instancia, Google pone todo lo necesario para que se juegue, y eso significa simplemente tener el navegador Chrome actualizado a la última versión.

Por el momento no hay precio para este servicio, pero llegará a Europa, EE. UU. y Canadá más avanzado el año, en torno al verano.

Vía: AnandTech.