Intel está pendiente de anunciar nuevos procesadores de 9.ª generación, todavía estancados en un proceso de fabricación de 14 nm, mientras termina de perfilar su proceso de 10 nm. Entre todos ellos habrá modelos sin unidad gráfica integrada (serie -F) además de los que incluyen desbloqueo de multiplicadores para subir frecuencias (serie -K) y la mezcla de ambos (-KF). Pero ha aparecido una primera referencia a un Core i9-9900F en SiSoft Sandra que no tendría unidad gráfica integrada y tampoco estaría desbloqueado.

No estaba mencionado en los que se han mencionado anteriormente, y sería un giro cuanto menos interesante en la alineación de procesadores de Intel para este año. Esta serie -F está claramente basada en la intención de Intel de aprovechar hasta el último chip que pueda extraer de las obleas y que sea potencialmente viable, aunque eso signifique, como es el caso, desactivar la unidad gráfica integrada.

La diferencia de precio puede ser interesante para los usuarios que crean equipos potentes con tarjeta gráfica dedicada. Ahora mismo el Core i5-9400F está por 185 euros y el Core i5-8400 por 205 euros, siendo el primero ligeramente más potente —por los 100 Hz más que tiene—. Por tanto, crear un Core i9-9900F puede tener su uso en equipos de gama alta de fabricantes de equipos originales, aprovechando sus ocho núcleos con multihilo, con una frecuencia base de 3.1 GHz y aparentemente podría llegar a los 5 GHz de turbo.

cxrxhmtevsiyfig0.jpg

Vía: TechPowerUp.