Razer ha decidido renovar la parte media de su catálogo con productos que cogen lo mejor de sus productos con algunos cambios para poder venderlos a un precio algo inferior. Es lo que ocurre con los nuevos Kraken 2019, que toman lo que ofrecen los Kraken Tournament pero vendiéndolos por 20 euros menos, o dicho de otra forma, unos 80 euros.

Vaya por delante que si leísteis el análisis de los Kraken Tournament o los conocéis, la diferencia fundamental es que estos Kraken 2019 carecen del sonido THX envolvente, pero Razer se ha ocupado de mejorar los transductores y el acolchado, creando unos auriculares que son muy competitivos.

Especificaciones técnicas

razer_kraken_2019_todo.jpg

Lo primero que llamará la atención de los Kraken 2019 es que el diseño es prácticamente igual a los Kraken Tournament. Son de tipo circumaural y disponen de dos buenos auriculares con almohadillas gruesas forradas de cuero sintético en torno a ellos y una capa de tela encima, lo que les permite beneficiarse del gel refrigerante que incluye y que proporcionan mayor comodidad de uso en largas sesiones de juego.

La presentación de los Kraken 2019 es sencilla, con el habitual estilo de caja en negro y verde que utiliza Razer en sus productos. Una bandeja deja ver, nada más abrirla, los auriculares, y sacando una tapa de cartón se puede acceder al manual y a un cable bifurcador de 2 m a dos conectores de 3.5 mm de tres polos en lugar del de cuatro polos que usan estos auriculares. El cable que usan es de 1.3 m, por lo que no quedará mucho cable suelto si se usan con un mando de Xbox o PlayStation, y también funcionan con todo tipo de dispositivos móviles y computadoras.

Kraken 2019 de Razer
Peso322 gramos
Conector3.5 mm de cuatro polos
Respuesta en frecuencia12 a 28 000 Hz
Transductores50 mm de neodimio
Impedancia32 Ω
Sensibilidad109 dB ± 3 dB
Potencia de entrada máxima30 mW
Micrófono: respuesta en frecuencia100 a 10 000 Hz
Micrófono: sensibilidad–45 dB ± 3 dB
Micrófono: tipounidireccional
Cable1.3 m bifurcador a dos conectores de tres polos
Funciona conPC, consolas, dispositivos móviles
PVPR80 euros

La comodidad es la seña de estos auriculares, que disponen de dos amplias copas de 56 mm, en cuyo interior hay transductores hechos de neodiminio de 50 mm de diámetro. La diadema en sí, con su abultado acolchado, está hecha de aluminio y dispone de extensión para los auriculares, con marcas de posición para que sea más fácil recordar dónde está la posición perfecta para uno.

Los transductores tienen una respuesta en frecuencia entre los 12 y 28 000 Hz, con una impedancia de 32 Ω, sensibilidad de 109 dB y una potencia máxima de entrada de 30 mW. En el cable hay un interruptor para silenciar el micrófono y una rueda para ajustar su volumen. El tamaño de los auriculares en sí permiten aislar un poco más del ruido externo, aunque no aportan cancelación de ruido.

232540 bytes 231262 bytes 217045 bytes 286249 bytes 226688 bytes 230208 bytes 450580 bytes 405419 bytes 409758 bytes 379022 bytes 255867 bytes 218443 bytes 312692 bytes 298558 bytes 261206 bytes 304441 bytes 253564 bytes 240385 bytes 313309 bytes 246139 bytes 238746 bytes 169124 bytes 256750 bytes

El micrófono es de tipo retráctil, y se puede doblar para ajustar su posición a los gustos del usuario. Tiene una respuesta en frecuencia entre los 100 y 10 000 Hz, con una relación señal/ruido (S/R) superior a los 60 dB, y una sensibilidad de –45 dB. El micrófono sí que tiene cancelación de ruido para proporcionar la máxima claridad de voz en su uso, con un sistema de grabación unidireccional.

Unos auriculares cómodos y de gran sonido

razer_kraken_2019_.jpg

El aspecto del sonido está ligeramente mejorado respecto a los Kraken Tournament pese a no disponer de sonido envolvente. Aunque están ligeramente mejorados los graves, se pueden usar perfectamente para escuchar música, si bien la de baile puede notarse mucho más ese refuerzo de graves, y verse perjudicada cierta música más clásica o rock, pero nada que sea excesivamente apreciable salvo que se esté intentando hacer el audiófilo con ellos, y ciertamente no son unos auriculares para audiófilos.

En general el apartado del sonido es excelente, y puede superar otros modelos de su rango de precio, como los de Turtle Beach, o incluso otros modelos orientados al sector consumo. Quien quiera mejorar el sonido, siempre puede ecualizarlos para eliminar ese refuerzo de graves y establecer una respuesta en frecuencia más plana. Sobre todo si se quieren llevar durante horas, lo cual me lleva al apartado de la comodidad.

Si los Kraken Tournamente me parecían cómodos, estos obviamente no lo son menos. E incluso quizás me parezcan marginalmente más cómodos. El acolchamiento de la diadema es muy similar, quizás algo mejorado pero no podría afirmarlo tajantamente, pero el de las copas es el mismo. La distribución del peso es excelente, ya que no molestan nada en la coronilla al llevarlos durante mucho tiempo pese a su peso de 322 gramos —que tampoco es que se puedan considerar pesados, porque no lo son—, y se sujetan sobre todo haciendo pinza entre ambos auriculares.

El grueso acolchado de estos hace que no resulten nada molestos, y el interior de los mismo es amplio como para no molestar en las orejas y además no ejercen fuerza por lo que tampoco molestan llevando gafas. En general el apartado de la comodidad es el que más destacaría de este diseño de Razer.

Mirando el micrófono, su calidad también es buena, aunque no excelente. El micrófono retráctil no es el diseño que más me gusta, y estoy totalmente acostumbrado a los QuietComfort 35 de Bose, que son los que uso todo el día. Dicho de otra forma, un micrófono omnidireccional de calidad, si bien por el precio de estos Kraken 2019 tampoco se podría pedir la calidad de unos Bose de 250 euros. Pero al menos cumple más que bien el micrófono de estos Kraken 2019, grabando la voz de manera clara, y lo que permite el ser retráctil es colocar el micrófono exactamente en la posición que se quiera.

Respecto a los Kraken Pro v2 son una gran mejora, y quizás Razer debería hacer un poco de limpieza de modelos que tiene en el mercado —no creo tampoco que tarde mucho—. La competencia en el rango de los 50 a 100 euros en los que se enmarcan estos Kraken 2019 es bastante fiera, pero juega mucho en su favor la calidad del sonido y lo cómodos que son, y que 80 euros de PVPR tampoco es un precio elevado para ellos.

El problema en realidad está en que el PVP de los Kraken Tournament es ahora mismo de 90 euros, y por tanto esa diferencia de apenas 10 euros puede hacer que muchos prefieran su sonido envolvente virtual, el cual es excelente. Pero sea como sea, el PVPR de partida es aceptable y a medida que pasen las semanas se irá ajustando el precio de ambos auriculares de Razer. Aunque elijas unos u otros, no te equivocarás en la elección.

Puntuación

8.3

sobre 10