Razer ha presentado los nuevos auriculares Kraken 2019, que siguen en realidad la estela de los Kraken Tournament y Kraken Pro v2 con los que comparten diseño. Incluyen una diadema de aluminio con un generoso acolchado central, y dos auriculares en sí suficientemente grandes y con un grueso recubrimiento de espuma para mejorar la comodidad. Tienen un peso de 322 gramos.

Los transductores de 50 mm disponen de una respuesta en frecuencia entre los 12 y 28 000 Hz, con una impedancia de 32 Ω, una sensibilidad de 109 dB, y una potencia máxima de entrada de 30 mW. Tienen también un micrófono retráctil con respuesta a frecuencia entre los 100 y 10 000 Hz, 32 Ω de impedancia a 1 KHz, relación señal/ruido superior a 60 dB y sensibilidad de –42 dB.

Disponen de un cable de 1.3 m de conexión con conector de 3.5 mm con controles de volumen y silencio de micrófono. Si bien este cable termina en una clavija de cuatro polos, se suministra otro clave de dos metros en Y para salir a dos conexiones de tres polos —micrófono y auriculares por separado—. Se pueden usar por tanto con consolas, ordenadores y dispositivos móviles.

La diferencia con los Kraken Pro v2 es la mejora del micrófono retráctil al que le han mejorado la reducción de sonido ambiente para un sonido más claro, la diadema de aluminio bauxita con un alcochado más grueso para mejorar la comodidad, los acolchados de las copas que usan una espuma refrigerante, y unos transductores con una mejor calidad de sonido.

El PVPR de los auriculares es de 79.99 euros/dólares, mientras que los Kraken Pro v2 se mantienen en los 89.99 euros de PVPR o unos 73 euros en tiendas con características y diseño casi idéntico —desaparecerá del mercado a no mucho tardar—, y los Kraken Tournament en los 99.99 euros de PVPR con sonido envolvente THX.