Sharkoon ha presentado una nueva serie de semitorres, VG7-W, que tiene versiones con tres ventiladores preinstalados con iluminación de un solo color —azul, roja o verde— y con iluminación ARGB para efectos avanzados —modelo VG7-W RGB. Es una semitorre con interior abierto, y un tamaño de 430 mm × 200 mm × 459 mm (al. × an. × pr.), así como un peso de 3.7 kg. No es ni demasiado grande ni demasiado pesada.

En su interior se pueden instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX, disipador de procesador de hasta 165 mm de alto, tarjetas gráficas de hasta 375 mm de largo y fuentes de alimentación de hasta 265 mm. También tiene espacio para una unidad de 5.25 pulgadas externa —que puede ser regrabadora de DVD o un panel de información del equipo, lector de tarjetas, etc., tres unidades de 3.5 pulgadas y cuatro de 2.5 pulgadas.

El sistema de refrigeración se limita a lo que llega preinstalado: dos ventiladores de 120 mm en el frontal y uno de 120 mm en la parte posterior. El panel lateral está hecho de material acrílico, y la parte frontal incluye una rejilla para dejar ver bien la iluminación de los ventiladores. El modelo VG7-W RGB incluye un concentrador de conexiones RGB para controlar la iluminación de los tres ventiladores a través de una placa base compatible. En el panel frontal tiene dos USB 3.0, y dos de audio de 3.5 mm.

Su precio es de 44.90 euros por los modelos con tres ventiladores de un solo color, y de 54.90 euros por el modelo VG7-W RGB con tres ventiladores ARGB.