Enermax ha presentado la caja Makashi MK50 que tiene las características habituales hoy en día en la mayoría de cajas a partir de los 50 euros, como es una tapa lateral hecha de cristal templado sujeta con cuatro tornillos moleteados para dejar ver bien el interior, y un compartimento para la fuente de alimentación y dos unidades de 3.5 pulgadas. El diseño externo es un poco distinto, limpio y con un frontal con iluminación ARGB.

Es una semitorre de 495 mm × 212 mm × 452 mm y pesa 8 kg, con espacio en su interior para placas base ATX, Micro ATX, Mini ITX, y E-ATX. Tiene espacio para un disipador de 160 mm de altura, tarjetas gráficas de hasta 410 mm, y fuentes de alimentación de hasta 180 mm. El panel superior dispone de dos conectores USB 2.0, un USB 3.0 y dos de audio de 3.5 mm, más los botones de arranque y reinicio.

Se pueden instalar cuatro unidades de 2.5 pulgadas adicionales. También tiene espacio para tres ventiladores de 120 mm frontales, tres de 120 mm o dos de 140 mm en la parte superior, y uno de 120 mm trasero que llega preinstalado. Si así se quiere, se puede añadir otro adicional en la parte superior del compartimento de la fuente de alimentación.

Vía: Guru3D.