Las cajas de PC tienen actualmente el mismo diseño con un compartimento específico para la fuente de alimentación y almacenamiento, y lo que aporta Aerocool con la Shard es uno de estos modelos pero económico. También incluye un panel lateral acrílico que lo lleva al frontal, donde también se sitúa una tira de ledes ARGB para iluminación personalizable.

El diseño es simple y la caja es una semitorre de 444 mm × 194 mm × 423.5 mm (al. × an. × pr.) con un peso de 3.7 kg. Tiene espacio para placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX, y se pueden instalar disipadores de hasta 155 mm y tarjetas gráficas de hasta 355 mm de longitud. Tiene en el panel frontal un USB 3.0, dos USB 2.0 y dos de audio de 3.5 mm, así como botones de arranque y de control de la iluminación frontal.

En el compartimento de la fuente se pueden instalar dos unidades de 3.5 pulgadas, y otras dos de 2.5 pulgadas en la plancha de sujeción de la placa base. Se pueden instalar tres ventiladores de 120 mm en el frontal, dos de 120 mm en la parte superior, otro de 120 mm en la parte trasera y dos más de 120 mm en la parte superior del compartimento de la fuente. Llega con un ventilador de 120 mm preinstalado.

Su precio es de 36.99 euros.