Gigabyte presentó hace unos meses una caja de PC llamada Xtreme Gaming XC700W, y ahora ha presentado otra más modesta, AC300W. Aunque no dispone de ventana de cristal, la que incluye es bastante amplia para ver perfectamente el interior compartimentado, con la fuente separada de la zona principal, y permite la instalación de la tarjeta gráfica en vertical. Dispone de iluminación RGB regulable en la carcasa.

La caja mide 469 × 211 × 458 mm (al. × an. × pr.) y pesa 7 kg. Se pueden instalar disipadores de hasta 170 mm de altura, tarjetas gráficas de hasta 410 mm de longitud, y fuentes de alimentación de hasta 200 mm. Tiene filtros antipolvo desmontable, y está preparada para refrigeración líquida. Se pueden instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX.

Tiene espacio para tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm en el frontal, uno de 120/140 mm en la parte trasera, y dos de 120/140 mm en la parte superior. Incluye dos bandejas para discos de 2.5 o 3.5 pulgadas al lado de la fuente de alimentación, así como tres de 2.5 pulgadas sujetas en la parte posterior de la placa base.

En el frontal de la caja incluye un conector HDMI para facilitar el uso de gafas de realidad virtual, y también un conector USB tipo C para los que ya han asumido que estamos en 2017 y que en 2018 será el conector usado en la mayoría de teléfonos. Además incluye dos USB 3.0 tipo A y dos de audio de 3.5 mm.