MSI ha presentado su mejor tarjeta gráfica de consumo, y es la GeForce RTX 2080 Ti Lightning Z. Es una tarjeta gráfica voluminosa, de 328 mm × 143 mm × 63 mm, y pesa 1.85 kg. Gran parte de ese volumen es un grueso disipador de aluminio con tres ventiladores encima de tipo TORX 3.0 —dos de 100 mm y uno de 90 mm— con un diseño de aspa especial para mejorar el flujo de aire.

El disipador está recorrido por seis caloductos de 6 mm y dos de 8 mm, compactados y que, según MSI, mejora la transferencia de calor. La unidad de procesamiento gráfico (GPU) está cubierta por una placa de cobre chapada en níquel, como los caloductos, y el resto de componentes están recubierto por otra chapa de aluminio, la cual cubre los MOSFET del sistema de alimentación así como los chips de memoria. La tarjeta dispone de una placa trasera de refuerzo hecha de fibra de carbono, y un sistema de iluminación RGB personalizable.

2080ti-ligtning-heatpipe.jpg

Los conectores posteriores incluyen tres DisplayPort 1.4, un HDMI 2.0b y un USB tipo C compatible con DisplayPort y VirtualLink. La GPU llega fuertemente subida con un turbo de 1770 MHz, cuando el modelo de referencia tiene un turbo de 1545 MHz. Son 225 MHz de subida, lo que lo sitúa en un punto por debajo de lo que se puede conseguir de manera estable en la edición fundador de Nvidia de la RTX 2080 Ti.

Lo que no toca MSI es la velocidad de la memoria, ya que los 11 GB de GDDR6 mantienen su funcionamiento en los 14 Gb/s. Para la alimentación la compañía recurre a tres conectores PCIe de ocho pines, e indica que el consumo máximo de la tarjeta pasa de los 250 W habituales hasta los 350 W. También dispone de una doble BIOS para poder realizar modificaciones especiales en una de ellas y mantener la otra intacta.

Estará disponible antes de que termine este mes.

Vía: Videocardz.