Corsair ha anunciado en el CES 2019 un nuevo ratón para jugones, algo más generalista pero de alta precisión con respecto al también anunciado Harpoon RGB Wireless. El Ironclaw RGB está diseño para adaptarse mejor a la mano y a cualquier tipo de modo de cogerlo, si bien está hecho para diestros. Dispone de una amplia zona lateral para reposar el pulgar con una zona de goma para mejorar el agarre.

El tamaño del ratón es de 130 mm × 80 mm × 45 mm con un peso de 105 gramos, y está conectado por un cable USB de 1.8 m. Incluye dos zonas de iluminación RGB personalizable, en el reposapalma y en la ruedecilla del ratón. Cuenta con dos botones adicionales debajo de esta última, y dos más en el lateral izquierdo.

El sensor utilizado es un PMW3391 de PixArt, que es un nuevo sensor óptico de 18 000 PPP (puntos por pulgada) con una velocidad de 400 PPS (pulgadas por segundo) y aceleración de 50 G, el cual se puede ajustar en incrementos de 1 PPP para una total precisión. Los interruptores de los dos botones principales están fabricados por OMRON. Dispone de un indicador luminoso en el lateral izquierdo para saber qué perfil está activo de los tres que se pueden guardar en el propio ratón.

Su precio es de 59.99 euros.