Cada vez se está más cerca de la era en la que los procesadores de arquitectura ARM penetren con fuerza en el sector de los PC. El aumento de potencia que ha experimentado esta arquitectura en los últimos dos años lo va a hacer posible, y no solo por la potencia excepcional de los procesadores de Apple sino también los de Qualcomm. Esta última empresa ha sido con la que Microsoft ha colaborado para llevar la versión completa de Windows 10 a portátiles con procesador ARM, dotándolos de 20 a 25 horas de autonomía.

En sus jornadas tecnológicas de Hawái, Qualcomm ha anunciado el Snapdragon 8cx, que es notablemente superior al Snapdragon 850 específico para portátiles que presentó en junio. También es notablemente más potente que el Snapdragon 855 recién presentado, aunque comparte una buena parte de los bloques que lo integran, y tiene otros cambios bastante importantes.

snapdragon-8cx-compute-platform-chip-on-wafer.jpg

En el plano de la unidad de procesamiento o CPU, es de ocho núcleos Kryo 495, los más potentes que posee la compañía, y en la demostración ha usado frecuencias de 2.75 GHz. Qualcomm ha indicado que la frecuencia estará sujeta a las necesidades de sus clientes, por lo que las frecuencias para portátiles específicos con Windows 10 variarán.

Otro cambio importante de este chip es que contará con una interfaz de 128 bits de memoria y para la unidad gráfica o GPU, dividida en ocho canales de dieciséis bits, en vez de cuatro canales como en el Snapdragon 850, y podrá gestionar hasta 16 GB de memoria de tipo LPDDR4X a 2133 MHz. Esto lo situará potencialmente como potencial procesador de ultraportátiles con capacidades serias de rendimiento, aunque siempre con la mirada puesta sobre todo en la autonomía.

La unidad gráfica será una Adreno 680, que es una GPU orientada a dotar a este procesador de poder mover pantallas 4K con fluidez así como gráficos 3D, compatible con DirectX 12, e imágenes de alto rango dinámico (HDR) tanto con el estándar HDR10+ como Dolby Vision. En cuanto al almacenamiento, la interfaz permitirá usar almacenamiento UFS 3.0 o unidades de estado sólido de tipo PCIe, con una interfaz adicional PCIe 3.0 ×4 para conexión de dispositivos. Qualcomm ve factible que, si un fabricante así lo desea, usen esa conexión para añadir un Thunderbolt 3 al equipo.

A este procesador no le faltan la conecitividad LTE, con un módem Snapdragon X24, el procesador digital de señales Hexagon 690 y el procesador de imágenes Spectra 390, que son los mismos que los usados en el Snapdragon 855. También tendrá wifi 802.11ad y Bluetooth 5.0 para complementar las tecnologías de acceso inalámbricas, y por supuesto podrá usar también toda la lógica de seguridad implementada en los chips de Qualcomm.

snapdragon-8cx-block-diagram.jpg

La TDP (potencia de diseño térmico) de este procesador se sitúa en los 7 W, y obviamente Qualcomm lo posiciona como una gran opción en cuanto a potencia-consumo frente a los procesadores de 7 W de Intel. Habla de que tiene el doble de potencia, aunque hay que verlo como que tiene el doble de potencia en todas aquellas aplicaciones desarrolladas nativamente para arquitectura ARM. En cuanto tenga que entrar en juego la capa de emulación x86 sobre este procesador, los números no creo que sean tan favorables. Pero Microsoft ha estado trabajando junto a diversas empresas para que actualicen a aplicaciones universales de Windows 10 sus programas.

Qualcomm ha indicado que el Snapdragon 8cx no llegará en dispositivos comerciales hasta el tercer trimestre de 2019, por lo que todos los detalles que quedan por conocer, como la configuración exacta de la CPU o la de la GPU, se irán dando en los próximos meses, con la Computex de junio como momento en el que podrían presentarse varios portátiles con este procesador. Ni qué decir tiene que la mayoría de las mejoras de rendimiento y consumo de este procesador están ligadas al proceso litográfico de 7 nm al que estará fabricado, y además dice que será el primer procesador de este tipo que habrá para portátiles.

Vía: AnandTech.