Las repercusiones del escándalo en el que Facebook se ha visto envuelta a causa de Cambridge Analytica aún siguen notándose. Las autoridades británicas han terminado sus investigaciones con respecto a esta brecha de privacidad, dando como resultado una multa, aunque algunas el importe está muy lejos de ser una cantidad inasumible para la compañía estadounidense.

El importe de la multa asciende a 565 000 euros, lo cual es un importe ridículo en comparación con los ingresos mundiales de la compañía en 2017, que ascendieron a 35 000 millones de euros. A pesar de que la cantidad pueda parecer irrisoria tiene su explicación, ya que a esta brecha de privacidad se le tenía que aplicar la vieja ley de protección de datos, habiéndole sido impuesta a la compañía la máxima cantidad que esta permitía.

Obviamente, si la brecha se hubiera producido desde la entrada en vigor de la RGPD la cantidad habría sido mayor, ya que con ella las multas pueden ser de 20 millones de euros o del 4 por ciento de los ingresos de la compañía, según qué cantidad sea superior.

Aunque Facebook se haya salvado esta vez, quizá ahora le pueda caer en no mucho tiempo una multa más seria, pues la brecha que afectó recientemente a 50 millones de usuarios se rige por la RGPD. En base a ella, la multa podría alcanzar los 1 400 millones de euros.

Vía: The Next Web.