Google se prepara para acatar la orden de la Comisión Europea como resultado de la investigación que llevaron a cabo de abuso de posición dominante en Android. La multa fue de 4343 millones de euros debido a una serie de decisiones de Google que han socavado la innovación y la competencia en la Unión Europea, referentes a la obligatoriedad de no poder usar Google Apps en las versiones de Android basadas en AOSP (Android Open Source Project), y tampoco se pueden mezclar con aplicaciones de terceros —tener Play Store y un sistema de gestión de correo que no sea Gmail.

Como resumen, pongo parte de la resolución que emitieron en julio:

  • ha obligado a los fabricantes a preinstalar la aplicación Google Search y el navegador Chrome como condición para conceder la licencia de su tienda de aplicaciones, Play Store;
  • ha realizado pagos a determinados grandes fabricantes y operadores de redes móviles a condición de que preinstalaran exclusivamente la aplicación Google Search en sus dispositivos; y
  • ha impedido a los fabricantes que deseaban preinstalar aplicaciones de Google vender un solo dispositivo móvil inteligente que funcione en versiones alternativas de Android no aprobadas por Google (las denominadas «bifurcaciones de Android»).

Es importante el tercer punto, porque para evitar una multa continuada y para adaptarse a las exigencias de la Comisión Europea, Google va a licenciar el uso de sus aplicaciones a los fabricantes europeos. Hasta ahora Google se jactaba de que eran totalmente gratuitas —dentro del problema de que te obligue a incluir ciertas aplicaciones si quieres otras—.

Las opciones de licencias entrarán en vigor a partir del 29 de octubre, si bien no ha indicado públicamente las opciones que tendrán los fabricantes europeos, aunque no debería encarecer los precios de sus móviles —no puede cargar mucho por aplicación y móvil salvo que quiera otra investigación—. Las licencias serán por aplicación, y por tanto se podrán tener preinstaladas en bifurcaciones de Android, lo cual son muy buenas noticias para la comunidad de las ROM de Android, que podrán preinstalar la indispensable Play Store aunque quieran usar su propio gestor de correo, servicios de posicionamiento, etc.