El último fallo de seguridad que ha tenido Facebook ha expuesto los datos de 50 millones de usuarios de la red social en todo el mundo. Desde la Comisión de Protección de Datos de Irlanda se está investigando si la compañía ha infringido el Reglamento General de Protección de Datos, al haberse visto afectados unos cinco millones de usuarios en la Unión Europea.

Desde Facebook siguen investigando esta falla de seguridad, aunque el alcance de la misma parece que no es tan grave como parecía. El vicepresidente de seguridad de la compañía, Guy Rosen, ha indicado que no han encontrado pruebas de que los piratas informáticos hayan empleado la información recabada para entrar en aplicaciones de terceros que emplean el usuario de Facebook como método de acceso .

Varios de los que emplean el usuario de Facebook para acceder a su plataforma, como Uber, han establecido un dispositivo de vigilancia especial desde que saltase la noticia, mientras hacen sus propias investigaciones. La declaración realizada por Rosen ha sido confirmada por algunos de esos servicios, por lo que parece que, por el momento, los datos que los ciberdelincuentes han adquirido se circunscriben a la red social.

Vía: EnGadget.