Hay que reconocer que Facebook está teniendo un año fatídico. Cuando la compañía aún no ha terminado de superar el escándalo de Cambridge Analytica, la semana pasada tuvo que afrontar una nueva brecha de seguridad por la cual se han filtrado los datos de 50 millones de usuarios. La propia compañía ha indicado que los afectados por esta brecha podrían alcanzar los 90 millones.

Las consecuencias de este problema podrían suponer una severa multa en la Unión Europea, quien se encuentra investigado si con esta brecha la compañía ha vulnerado el Reglamento General de Protección de Datos. En caso de considerar que haya sido así, la multa podría ascender a los 1413 millones de euros, cantidad que supone un 4 por ciento de sus ingresos a nivel mundial.

El número de afectados dentro de la Unión Europea es de unos cinco millones de usuarios, según cifras de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda, organismo que está investigando la brecha. Desde la compañía de la red social han indicado que están trabajando con dicha agencia, a quien han proporcionado los datos preliminares de la investigación sobre la falla de seguridad.

De momento no se sabe a ciencia cierta cuales son los datos que los piratas informáticos han robado, aunque desde Facebook indican que entre ellos no están los datos de las tarjetas de crédito de los afectados. No obstante, los datos de aplicaciones vinculadas, como Spotify o Airbnb, sí podrían estar entre aquellos a los que los ciberdelincuentes han tenido acceso.

Vía: The Next Web.