Intel ha dado comienzo a la 9.ª generación de procesadores Core, y lo hace con los tan filtrados tres procesadores orientados a overclocking: Core i5-9600K, Core i7-9700K y Core i9-9900K. Si bien el primero mantiene una configuración de seis núcleos físicos sin multihilo, los dos últimos son de ocho núcleos físicos sin y con multihilo que, junto con las mayores frecuencias de funcionamiento, los convierte en más potentes que el Core i7-8700K de la pasada generación.

La principal diferencia que tienen estos tres procesadores es que Intel ha usado un material de soldadura como material de transferencia térmica (TIM) entre la pastilla y el dispersor térmico integrado (IHS). Debido a que mantiene un proceso de 14 nm similar a las dos generaciones anteriores, esto se hace indispensable para mantener las temperaturas bajo control y a permitir que se puedan subir frecuencias por la propia orientación de estos procesadores.

Serie Coffee Lake de procesadores Intel
Núc./hilosFrec. baseTurboCaché L3TDPMemoriaPrecio
Core i9-9900K8/163.6 GHz5.0 GHz16 MB95 W2667 MHz488 $
Core i7-9700K8/83.6 GHz4.9 GHz12 MB95 W2667 MHz374 $
Core i7-8700K

6/12

3.7 GHz

4.7 GHz

12 MB

95 W

2667 MHz359 $
Core i5-9600K6/63.7 GHz4.6 GHz9 MB95 W2667 MHz262 $
Core i5-8600K

6/6

3.6 GHz

4.3 GHz

9 MB

95 W

2667 MHz257 $

Intel mantiene los 95 W de potencia de diseño térmico (TDP) de los procesadores, y en esta ocasión el Core i7-9700K tiene una frecuencia base de 3.6 GHz pero un turbo de 4.9 GHz, mientras que el Core i9-9900K alcanza los 5 GHz. Siendo el primero de ocho núcleos sin multihilo, las temperaturas deberían ser similares al Core i7-8700K con sus 6/12 núcleos/hilos. Sin embargo, las del Core i9-9900K serán dignas de estudio para ver cómo ha mejorado Intel el proceso de fabricación de esta generación a 14 nm.

Todos mantienen la unidad gráfica integrada (iGPU) de los procesadores Core de 8.ª generación, si bien Intel no ha dado demasiados detalles al respecto. La cantidad de caché nivel 3 (L2) se mantiene igual a la generación anterior, así como el controlador de memoria, que permite usar en cualquier chipset memoria de hasta 2667 MHz antes de precisar un Z370 o Z390 para poder subir la frecuencia por encima de ese nivel.

9thgenturbos.png

La principal novedad respecto al rendimiento de la 8.ª generación es que las frecuencias turbo las pueden mantener más altas con todos los núcleos activos. Mientras que el Core i7-8700K mantenía un turbo de 4.3 GHz en todos los núcleos, el Core i7-9700K mantiene los 4.6 GHz en todos, y el Core i9-9900K llega a los 4.7 GHz. Son las ventajas de usar un material de soldadura como TIM. Lo cual, según Intel, le da más potencial de subida a estos procesadores, y hace innecesario destaparlo para cambiar el TIM que solía usar Intel —una simple pasta térmica similar a la que se pueda usar entre el procesador y un disipador—.

Aun así, es de destacar que pese al TIM que usaba Intel, sus procesadores han mantenido un gran rendimiento, si bien ahora se ve forzado a soldar el IHS y la pastilla debido al retraso en la llegada de los procesadores creados a 10 nm. No descartaría que en los del año próximo Intel vuelva a la pasta térmica en lugar de mantener el uso del material de soldadura.

Junto a estos procesadores, Intel ha anunciado el chipset Z390, que es una evolución del Z370 y que añade solo unas mejoras incrementales. Este chipset puede gestionar conexiones wifi 802.11 ac y Bluetooth 5.0, además de tarjetas SDXC (SDA 3.0) y usa el motor de gestión (ME) 12, por la necesidad de realizar mejoras de seguridad al arranque de los procesadores. También añade seis conexiones USB 3.1 Gen. 2 además de poder gestionar hasta diez conexiones USB 3.1 Gen. 1 (USB 3.0). Eso sí, Intel no ha indicado si los nuevos procesadores incluyen protecciones a nivel de hardware frente Meltdown y Spectre.

Estos procesadores se ponen a la venta el 19 de octubre junto con la publicación de los primeros análisis de estos nuevos procesadores. El precio al que llegan es ligeramente superior al de la pasada generación, con el Core i7-9700K costando 374 $ en vez de los 359 $ del Core i7-8700K, y el Core i9-9900K costando 488 $.

Vía: AnandTech.