Razer cuenta con un ratón para cada tipo de usuario, pero una de las series referentes para cualquier jugón es la Mamba. En su afán por complacer a todos los consumidores, Razer ha ido poniendo distintos modelos de este ratón a la venta, con pequeñas diferencias entre ellos, y el Mamba Elite del presente lo que hace es mejorar el modelo Mamba Tournament con un sensor orientado a los jugones que quieren lo mejor.

Con algunos retoques adicionales, Razer lo ha puesto a la venta por un precio de 89.99 dólares o 99.99 euros, que es una cantidad considerable y que tiene que demostrar que bien lo vale.

Características

razer_mamba_elite.jpg

La presentanción del Mamba Elite se hace en la habitual caja verde y negra que la compañía usa para sus productos, con una bandeja en su interior con el ratón. Lo acompaña con un manual de uso, una tarjeta de agradecimiento del director ejecutivo de la compañía por la compra, y unas pegatinas con el logo de razer y del sistema de iluminación Chroma.

El ratón tiene un diseño que es el que más me atrae del sector de los ratones, y sobre el que Razer realiza iteraciones de él para mejorarlo o adaptarlo a públicos más variados. En este caso, es para un sector que busca un modelo ergonómico con mano que tienda a grande, o un uso en géneros de juegos más variados.

Mamba Elite de Razer
Dimensiones128 mm × 69.9 mm × 43.3 mm
Peso125 gramos
ConexiónUSB, cable de 2.1 m
Sensoróptico de 5.ª generación Razer
Sensibilidad16 000 PPP
Pulgadas por segundo450 PPS
Aceleración50 G
Botonesdos principales, rueda con clic laterales, dos botones extra debajo de la rueda, dos botones en el lateral izquierdo
Extrasiluminación RGB personalizable en cuatro zonas
Manopara diestros
PrecioUnos 99 euros

La carcasa está hecha de un plástico negro muy agradable al tacto, y frente al Mamba Tournament se ha mejorado las zonas de goma laterales para agarre, si bien mantiene el diseño general y tamaño. Con 128 mm × 69.9 mm × 43.3 mm y 125 gramos de peso está en un punto agradable para la mayoría de usuarios.

El sensor cambia a uno de quinta generación de la compañía, con una sensibilidad de 16 000 PPP, si bien la velocidad pasa de 210 PPS del Mamba Tournament a las 450 PPS, con una aceleración de 50 G. La velocidad determina la máxima velocidad a la que puede detectar el movimiento, por lo que en sensores con una menor velocidad de seguimiento puede producirse saltos inesperados ante movimientos muy violentos. Con 450 PPS, se sitúan en lo máximo que aportan los sensores más caros y que conforman el núcleo de ratones caros como el Mamba Elite.

389419 bytes 388852 bytes 270869 bytes 238482 bytes 362283 bytes 208714 bytes 325491 bytes 336054 bytes 389280 bytes 286348 bytes 426445 bytes 477534 bytes

El ratón se conecta al PC a través de un puerto USB 2.0, con un cable de 2.1 metros forrado de tela trenzada, con una capucha y una correa para atar el cable. Está diseñado para diestros, y cuenta con dos botones adicionales en el lateral izquierdo, dos más en la parte superior para modificar las PPS al vuelo, y la rueda tiene clics laterales. Junto al clic de la rueda, son nueve botones totalmente configurables, que además pueden ser aún más utilizando la tecla de Hypershift configurable a través de Synapse 3.0.

396903 bytes 388251 bytes 394620 bytes 336511 bytes 374060 bytes 285254 bytes 221806 bytes 331325 bytes 338796 bytes 381696 bytes

En cuanto al sistema de iluminación, mejorado respecto al modelo anterior, ahora cuenta con veinte ledes de iluminación independiente situados en cuatro zonas: dos franjas laterales, reposapalma y rueda. Cada led de las bandas laterales puede tener un color distinto en un momento dado, por lo que se pueden crear efectos de color más avanzados y complejos. La iluminación se ve bastante brillante, y se puede regular sin problemas.

249480 bytes 185231 bytes 194058 bytes

Software de configuración

101.jpg

Al igual que todos los periféricos de Razer anunciados en el último año, el Mamba Elite se configurar a través de Synapse 3.0, que es una versión muy mejorada del Synapse 2.0 usado años atrás, si bien se puede seguir usando ese para los periféricos más recientes de la compañía. De esta forma se pueden configurar periféricos antiguos y nuevos desde una sola aplicación, en lugar de tener las dos versiones instaladas.

El ratón dispone de memoria interna que puede guardar hasta cinco perfiles, si bien hay algunas asignaciones de teclas o atajos que no se pueden guardar en esa memoria y hay que configurarlas a través de Synapse 3.0 en el equipo en el que se vaya a usar el ratón. Lo indica claramente el programa al asignarlo y al guardarlo para que nadie se lleve sorpresas inesperadas. En la parte inferior del ratón hay un botón para cambiar entre los perfiles guardados.

Se puede configurar totalmente la sensibilidad del sensor en cinco etapas distintas, y tanto en el eje x como en el y. También se puede configurar la tecla de Hypershift, el brillo de la iluminación, y acceder a los efectos de color avanzados a través de Chroma Studio. Hay que dedicarle un rato a ella si se quiere dejar la iluminación al gusto de uno, porque no es totalmente intuitivo y viene sin manual. Pero es semintuitivo, por lo que tampoco es una tarea que consuma horas el configurar la iluminación.

107595 bytes 132625 bytes 97525 bytes 95640 bytes 87581 bytes

Mamba Elite, un ratón perfecto para jugar

img_3040.jpg

El Mamba Elite es una gran versión del Mamba Tournament, con un sensor que es aún más preciso si cabe, y con más opciones configurables. El punto fuerte en este caso es la iluminación Chroma mejorada que, pese a que muchas veces me burlo del interés de las empresas en presentar productos con mucha iluminación cuando podrían mejorarlos de otras forma, el Mamba Elite es todo lo contrario.

Es un ratón con un sensor, ergonomía y funcionamiento estupendos, al que la mejora de iluminación RGB lo mejora hasta la primera línea de los ratones. Tiene un desplazamiento muy fluido con sus almohadillas inferiores, un sensor preciso, y un programa de configuración que es probablemente el mejor del sector. Es un ratón más orientado a manos grandes a un agarre con la palma, si bien se adecúa bien a usarlo con las yemas o tipo garra.

Pero todo tiene un coste, y no me meto generalmente a considerarlo salvo que el precio esté muy desviado de lo que aporta el ratón. Viendo lo que ofrece la competencia en esta gama alta, los 99 euros de PVPR están en la parte alta, pero no es un precio que no lo valga. Es un ratón muy recomendable para los que quieren un modelo preciso, atractivo, ergonómico y con la mejor iluminación RGB del mercado.

Puntuación

9.1

sobre 10

Lo mejor

  • Diseño ergonómico.
  • Opciones de configuración.
  • Alta precisión del sensor.

Lo peor

  • No es un modelo para ciertos tipos de agarre.