Razer ha anunciado una nueva versión de sus auriculares Kraken, manteniendo el diseño exterior de diadema, así como las amplias copas y almohadillas con espuma con memoria que tienen los auriculares en sí. La edición Kraken Tournament incluyen una capa de gel en las almohadillas para reducir el calor generado por su uso y hacerlos más cómodos de usar durante tiempos más prolongados, y están recubierto de una tela que permite la transferencia de calor.

Los transductores de 50 mm disponen de una respuesta en frecuencia entre los 12 y 28 000 Hz, con una impedancia de 32 Ω, una sensibilidad de 109 dB, y una potencia máxima de entrada de 30 mW. Tienen también un micrófono retráctil con respuesta a frecuencia entre los 100 y 10 000 Hz, 32 Ω de impedancia a 1 KHz, relación señal/ruido superior a 60 dB y sensibilidad de –42 dB. Son además los primeros en incluir THX espacial, para sonido envolvente.

Disponen de un cable de 1.3 m de conexión con conector de 3.5 mm, pero se incluye un adaptador USB con controles de música para el volumen, mejorar los graves o no —tiene diecisiete niveles de ajuste disponibles—, activar el micro o el THX espacial. Tiene una longitud adicional de 2 metros, por lo que le da de la distancia suficiente para usarlo con la PlayStation 4. También se pueden usar con la Switch o la Xbox One, así como dispositivos móviles.

Su precio es de 99.99 euros.