Google está consiguiendo mucha atención por parte de los fabricantes de móviles hacia su iniciativa Android One, que es básicamente que incluyan una versión casi pura de Android actualizada por Google. Tiene la ventaja de que estos móviles son actualizados con bastante más frecuencia que los que no tienen Android One, y Motorola se ha subido al carro con un nuevo smartphone llamado simplemente One, siguiendo el intento anterior de la compañía como el Moto X4 One.

El teléfono es de gama media, a diferencia del G7 One de LG presentado hace unos días, y tendrá un precio de 299 euros. Es un punto bastante competitivo, con multitud de opciones con buenas características, y lo que aporta Motorola es un clon del iPhone X, con una pantalla con muesca de 5.9 pulgadas con resolución de 720 × 1512 píxeles, y un diseño exterior en aluminio.

El procesador es un Snapdragon 625, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Poco procesador me parece para el precio. Tiene una cámara dual de 13 Mpx y 2 Mpx, con una frontal de 8 Mpx. Incluye conectividad wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0, batería de 3000 mAh, y conector USB tipo C con carga rápida que le da hasta 6 horas de autonomía con 20 minutos de carga.

Un teléfono normalucho por el precio, y que se pondrá a la venta en Europa, Hispanoamérica y la región Asia-Pacífico. Existe una versión superior, One Power, con un Snapdragon 636 con una pantalla de 6.2 pulgadas con resolución de 1080 × 2254 píxeles, y una batería mayor de 5000 mAh. Si bien llegan con Android 8.1, la actualización Android 9 está en desarrollo para hacérselo llegar a estos dispositivos cuanto antes.

Vía: The Verge.