El sector de los semiconductores está dando bastantes titulares en el plano legal, y uno de los últimos ha sido el veto que ha establecido un tribunal chino a ciertos productos de Micron. Afecta a las subsidiarias que producen y venden sus productos en el país, y la compañía ha restado importancia a la situación en un comunicado en lo que a las repercusiones económicas se refiere. Según Micron, los productos afectados solo suponen un 1 % de la actividad de la compañía. Por tanto, los ingresos del tercer trimestre se mantienen en una perspectiva de ingresar entre los 8000 y 8400 millones de dólares.

La demanda fue presentada por UMC, una compañía de semiconductores con fábricas propias pero que usa actualmente litografías de 20 nm o más. Micron ha indicado que está decepcionado con la decisión del Tribunal Popular de Fuzhou. Considera que se han dejado engañar por UMC, la cual alega que los productos de Crucial y Ballistix que usan NAND y DRAM, dos subsidiarias de Micron Technologies, usan dos patentes de su empresa y de Jinhua.

Han distorisionado el uso de las patentes y su ámbito de actuación para engañar al juez del caso, y que Micron le ha enviado suficiente información y evidencias al Consejo de Análisis de Patentes de la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual para demostrar que las patentes de UMC y Jinhua no son válidas para los productos de Micron. Además, esta demanda de UMC y Jinhua se creó como respuesta a la que Micron puso en los tribunales de California contra ellas por robo de secretos industriales.

Vía: Guru3D.