El sector de las tarjetas gráficas está pidiendo a gritos una renovación de modelos, pero ante una AMD medio desaparecida en las tiendas debido a la criptominería, poca presión hay sobre Nvidia para que la presente cuanto. Sin embargo, se ha venido alegando que Nvidia ha tenido una sobreproducción de chips gráficos debido al hundimiento repentino de la criptominería en abril. La compañía se ha mantenido cauta sobre ello desde el año pasado, porque no querían aumentar la producción para que luego ocurriera eso y se tuvieran que comer los chips con patatas.

Por eso dudo que Nvidia haya recibido una devolución de 300 000 unidades de procesamiento gráfico (GPU) por parte de un fabricante de tarjetas gráficas sin identificar. Y aquí hago un inciso importante para aclarar un aspecto que dificulta la comprensión de muchas noticias.

Por un lado, la unidad de procesamiento gráfico o GPU es el chip o pastilla producido en una fundición como TSMC que ha sido empaquetado para crear un procesador normal y corriente con sus bolas de contacto. Por otro, una tarjeta gráfica se componen de una GPU, unos chips de memoria, una placa de circuito impreso o PCB con otra serie de componentes, unos conectores de vídeo, un disipador, unos ventiladores y una carcasa de plástico. Por tanto, una GPU es distinto de una tarjeta gráfica, si bien en el entorno de los portátiles podría ser lo mismo porque la placa base de un portátil hace de la PCB de la GPU y por tanto no hay tarjeta gráfica de por sí, sino solo una GPU. Pero en general, hay que tener claro que GPU no es lo mismo que tarjeta gráfica.

Lo comento porque ahora resulta que Nvidia tiene un millón de GPU producidas de la próxima generación, que en todos los medios se intercala ese término con el de un millón de tarjetas gráficas producidas. ¿En serio creéis que Nvidia tiene producidas un millón de tarjetas gráficas y que las tiene en sus almacenes? ¿Pero cómo de grandes tienen que ser los almacenes de Nvidia para tener un millón de tarjetas gráficas? Como media Corea del Sur, por lo menos.

La noticia proviene de Digitimes, que siempre comento que falla más que una escopeta de feria. Digitimes es un periódico que se hace eco de todos, todos los rumores que le llegan, tengan sentido o no. Si bien acierta de vez en cuando —cuanto más escribes, más posibilidades hay de que algo sea cierto—, no tiene un alto índice de fiabilidad y yo lo situaría más hacia un 50 %. Cuántas veces no habrá dicho que Apple va a hacer esto o lo otro y al final ha ocurrido lo contrario.

Sí me parece lógico que TSMC haya producido ya unas decenas de miles de obleas para Nvidia con el nuevo diseño que sería a 12 nm de su próxima arquitectura gráfica. Que tenga unas decenas de miles, o cientos de miles, de GPU —que no tarjetas gráficas—almacenadas es perfectamente normal en Nvidia porque hace lanzamientos duros, o de alta disponibilidad, de las tarjetas gráficas producidas por terceros que usan sus GPU. Si bien durante las primeras semanas mientras llegan las tarjetas gráficas procedentes de Gigabyte, MSI, ASUS y otros, a todos los distribuidores, grandes y pequeños, y a las tiendas, el precio se puede mantener alto, pero luego baja rápido.

Ciertos rumores decían que las GPU se empezarían a enviar en torno a agosto, cuando se presenten las nuevas tarjetas gráficas de referencia —llamadas edición fundador por Nvidia— de la serie 11, y que en torno a principios de septiembre se enviarían las GPU para los modelos personalizados. Se espera que los fabricantes de tarjetas gráficas también pongan inicialmente a la venta las ediciones fundador de la GTX 1170 y GTX 1180, como ocurrió con la serie 10.

Por otro lado, teniendo en cuenta que Nvidia vende a sus socios más de 30 millones de GPU cada año, ¿en serio que por 300 000 GPU almacenadas sería motivo como para detener la venta de una nueva serie de tarjetas gráficas? ¿Puede realmente alguien devolverle ese volumen de chips? Un 1 % de la producción de este año, que perfectamente podría ir a pérdidas para que no lo haga un millón de GPU más caras de nueva generación, no es algo que de manera lógica pueda frenar la presentación de la siguiente generación. Si las tiene producidas y sin vender, en la presentación de resultados del segundo trimestre tendría que avisarlo, por lo que su puesta a la venta tiene que ser antes que la reunión de accionistas.

Yo miraría más a la falta de competencia por parte de AMD como responsable de cualquier retraso, de haberlo realmente. Y que Nvidia tenga un millón de GPU almacenadas para la puesta a la venta de las nuevas tarjetas gráficas para hacer un lanzamiento duro como es habitual, me parece hasta lógico, por lo que no hay que entender en esa cifra nada raro. Como he dicho, sobre el total que produzca este año, es poco más del 3 %, por lo que no es nada malo. Y de momento, del 20 % de bajada de precios de las tarjetas gráficas en julio —¿o querían decir del precio de las GPU vendidas por Nvidia a sus socios?— no hay ni rastro.

Si habéis llegado hasta aquí sin morir en la lectura, dadle las gracias al 4 de julio que no haya habido noticias interesantes y me haya extendido en esta. Porque para decir lo poco importante que es que en Battlefield V vaya mucho mejor la alfa del juego —¡la maldita alfa sin controladores optimizados!— en las tarjetas de AMD que en las de Nvidia, al final la bilis me saldrá a flote.

Vía: WCCFTech.