Los discos duros externos siguen siendo uno de los periféricos más buscados, y con los avances en el sector son cada vez más pequeños. Dentro de ese sector de los mini disco duros externos se encuentra la serie HV300 de ADATA, que está disponible en capacidades de 1 TB a 5 TB, aportando un modelo con un buen diseño, totalmente minimalista, y con un buen rendimiento para las tareas de almacenamiento que se dan a estos equipos.

Inspección visual

img_2891.jpg

El mayor reclamo del HV300 es su pequeño diseño, delgado y ligero, lo que lo convierte en una versión altamente portable. El disco duro externo tiene un tamaño de 125.7 mm × 80.5 mm × 10.3 mm y pesa apenas 139.8 gramos, incluyendo en su interior un disco de 2.5 pulgadas. Dispone de un único conector, un USB 3.0 tipo micro-B, que aporta al disco toda la energía necesaria para funcionar (5 V y 900 mAh).

El diseño externo del disco duro está hecho en color rojo en la muestra enviada por ADATA, pero también está disponible en otros colores: blanco, azul y negro. La parte superior tiene una amplia zona con acabado en brillo con un reborde con un patrón, mientras que la parte inferior está acabada en plástico mate. Aporta en general un buen diseño, agradable a la vista, con la ventaja de que el led indicador de actividad, en color azul, está situado en la parte superior del disco, lo que permitirá ver en todo momento si está haciendo algo.

402458 bytes 430179 bytes 340513 bytes 500874 bytes 323257 bytes 466050 bytes 217491 bytes 185196 bytes

En la caja en la que se vende hay lo imprescindible para este tipo de productos, como es el manual de instrucciones con información de la garantía, un cable de USB 3.0 tipo A —el habitual rectangular— a un USB micro-B usado para llegar hasta los 5 Gb/s de velocidad de transferencia —por lo que para un disco duro es mucho más que suficiente—, y el disco duro con la parte superior protegida por un plástico.

La capacidad de este disco duro es de 1 TB, está fabricado por Toshiba, y tiene una velocidad de funcionamietno de 5400 RPM. Es compatible con las opciones de SMART (tecnología de información y análisis de automonitorización), APM (gestión avanzada de alimentación) y NCQ (encolamiento nativo de comandos). Usa por tanto una interfaz SATA3. Con la información del disco duro proporcionada por CrystalDiskInfo y HD Tune Pro 5.7, se puede ver que tiene un búfer de 128 MiB, con un ruido máximo de 21 dB, un consumo típico de 1.65 W activo y de 0.6 W inactivo. Como ventaja adicional, es compatible con encriptación por hardware de tipo AES-256.

151511 bytes 330888 bytes

Pruebas de rendimiento

Las primeras pruebas realizadas son con HD Tune Pro 5.7, que permite ver en una cómoda gráfica el rendimiento máximo del disco duro. Los resultados son similares a otros discos duros externos similares, ya que Toshiba es una de las cuatro marcas principales de discos duros, y tampoco se puede decir que haya mucha variedad en los modelos que son aptos para este tipo de disco duro externo. En esta prueba alcanza los 140 MB/s de lectura-escritura secuencial y hasta los 21.5 MB/s de lectura aleatoria, siendo en este último caso más bien los 0.2 MB/s de escritura de archivos de tamaño 4 KB. Son valores totalmente estándares para un disco duro de 5400 RPM externo.

347671 bytes 347082 bytes 288351 bytes

Valorando ahora los resultados de CrystalDiskMark 5.5, son similares a los que se pueden encontrar en discos duros de 5400 RPM usados en portátiles o equipos de sobremesa. Alcanza igualmente sobre los 140 a 150 MB/s de lectura y escritura secuencial, y la aleatoria alcanza los 1 a 2 MB/s. El mejor uso que se le puede dar a los discos duros externos es para almacenar archivos grandes, tipo series y películas, y no es recomendable para ejecutar juegos o guardar multitud de archivos pequeños, salvo que sean copias de seguridad.

89789 bytes

Conclusión

0_img_2886.jpg

Los discos duros altamente portátiles como este, usando una interfaz USB 2.0 y un disco duro suficientemente rápido, son muy cómodos de llevar. Sin embargo, son más para un uso casual más que para un uso continuado debido a que puede calentarse bastante con un uso continuado. En las pruebas, no ha llegado a superar los 48 ºC, estando con una temperatura ambiente de unos 28 ºC. Eso puede llevar a que, en un uso muy intenso traspasando continuamente contenido, pueda provocar cierta pérdida de rendimiento, aunque no debería ser habitual.

Si quieres un disco duro externo para usar continuamente con tu PC casero, ADATA también cuenta con otros discos duros que son más adecuados para ello, con la ventaja de que son de 7200 RPM, más rápidos. Este tipo de disco duro externo, como he dicho, es más para los que quieren llevar encima bastante información de un lado a otro sin que ocupen mucho.

El tamaño en sí no tiene ninguna desventaja de rendimiento, y el añadido de la encriptación AES, cada vez más habitual en los discos duros, es un punto igualmente positivo para cifrar el contenido y que, en caso de extravío, no se pueda acceder al contenido. Analizando el precio, unos 60 euros, arroja un precio de 6 céntimos por GB, que está en la parte alta del precio. No ha terminado de ponerse a la venta, por lo que ese precio bajará en cuanto lo haga, haciéndolo más atractivo, y en general es una compra recomendable por rendimiento, tamaño —esos mínimos 10.3 mm de grosor—, y diseño.