ADATA presentó en abril una nueva serie de módulos de memoria DDR4, Spectrix D80, que disponen de una refrigeración híbrida líquida-aire. El objetivo es permitir subir más la frecuencia de funcionamiento con respecto a otros módulos de alto rendimiento similares, y parece que va a dar un buen resultado. Aunque si se quita esa refrigeración y se cambia por nitrógeno líquido, se ha conseguido ponerlos a 5531 MHz, y eso los pone en el punto de mira de los amigos del overclocking.

El logro se ha conseguido en una placa base X299 Gaming Pro Carbon AC de MSI, en una colaboración entre los equipos de overclocking de MSI y ADATA XPG. Además de nitrógeno líquido, han usado un dispersor de aluminio, y aplicando materiales conductivos sobre la placa de circuito impreso (PCB). El logro es parte de las habituales demostraciones y concursos que se celebran en la Computex, feria en la que se podrán ver otros otros récords de subida de frecuencias a procesadores y RAM.

Vía: Guru3D.