Cryorig va a llevar al Computex 2018 uno de los disipadores para SSD más curiosos, y uno que promete la máxima refrigeración. Los disipadores son interesantes para los modelos en formato M.2 con interfaz PCIe 3.0 ×4, ya que los de interfaz SATA no tienen los problemas de limitación térmica a la que se puede llegar en los PCIe. Aunque algunos fabricantes venden sus SSD con un disipador integrado, otros como Samsung no, y teniendo en cuenta la popularidad de su serie 960 EVO/PRO y su renovada serie 970 EVO/PRO, este disipador de Cryorig resulta interesante.

Este disipador de SSD está compuesto por un disipador principal sobre la SSD en sí, más dos caloductos de 6 mm que lo unen a un disipador secundario cilíndrico. El principal tiene un tamaño de 72 mm × mm 26.3 mm × 57 mm y tiene un peso de 56 gramos, dejando sin cubrir la zona de conexión a la ranura M.2 y donde se atornilla. El cilindro de disipación está compuesto por 38 aletas, y tiene una capacidad de disipación térmica de 12 W, que está muy por encima de lo que pueden generar las SSD actuales.

76419 bytes 100242 bytes 114589 bytes 96873 bytes 50573 bytes 153590 bytes

Vía: AnandTech.