El negocio de los chips de memoria está reportando pingües beneficios a los productores asentados en el sector, pero debido a que ya va para más de año y medio en el que los precios de los chips DRAM están disparados, ha atraído a nuevas empresas al sector. Más específicamente en China, que es el país más interesado en rebajar la presión sobre el consumidor en la producción de chips NAND y DRAM. Las nuevas empresas se llaman Innotron Memory y Fujian Jin Hua Integrated Circuit.

Son el resultado de una gran inversión en 2014 del gobierno chino para la creación de nuevas compañías de semiconductores en el país, con una inversión que irá por los 120 000 millones de euros en los próximos años. La intención de China desde un principio ha sido la de reducir su dependencia de los chips NAND y DRAM extranjeros. A diferencia de la memoria NAND, que ha estado bajando de precio desde principios de año, la DRAM se ha mantenido igual de cara, con bajadas esporádicas en productos concretos.

Los procesos litográficos para la producción de estos chips de memoria no van a ser de los más avanzados, sino que se quedarán en los 22 nm en obleas de 30 cm. Fujian Ji Hua no ha indicado qué tipo de DRAM van a producir en concreto, quizás LPDDR4, aunque sea del tipo que sea permitirá reducir los precios en el sector. Innotron Memory se dedicará a la fabricación de memoria DDR4 en chips de 8 Gb (1 GB) de capacidad.

Innotron empezará la producción a finales de año y estarán en el mercado sus chips a principios de 2019. La producción de la segunda de estas compañías empezará en mayo y estarán en disposición de enviar a sus clientes los primeros chips en la segunda mitad de 2018.

Vía: AnandTech.