No todo son teclados mecánicos en la viña del Señor, y eso lleva a que las compañías como Razer, acostumbradas a presentar teclados mecánicos, también tengan en cuenta la parte baja del sector de periféricos para juegos. Eso lleva a teclados como el Cynosa Chroma que incluye teclas con interruptores de tipo domo de goma, pero intentando mantener en el proceso la calidad de los teclados más caros que este, cuyo PVPR es de 69.99 euros. Está pendiente de llegar a todas las tiendas, pero se puede adquirir en la web de Razer.

Es importante que las mejores marcas de periféricos también tengan en cuenta el sector más económico ya que no todo el mundo tiene 150 euros para comprar los mejores teclados mecánicos del mercado. Aun así, un precio de 70 euros por un teclado de domo de goma —también llamado membrana— se puede hacer algo elevado para el observador casual, y lo que tiene que demostrar en este análisis el teclado es que merezca la pena, ya que hay cada vez más teclados mecánicos por ese precio.

Desembalado y caraterísticas

img_2646.jpg

La presentación del teclado es en la habitual caja negra y verde que Razer utiliza para sus productos, fácilmente identificable. Está protegido por una bolsa de plástico, y acompañado de un pequeño manual y unas pegatinas del logo de Razer. El cable de 1.2 metros termina en un USB 2.0 y con una capucha de protección.

El teclado mide 463 mm × 154 mm × 31 mm y pesa 950 gramos, teniendo un aspecto similar, fabricado en plástico, al de algunos de los teclados mecánicos de la compañía. Es un diseño agradable al tacto y con buen acabado, y suficiente para el tipo de teclado que es. En la parte inferior dispone de unas patas para alzarlo, compuestas a su vez por dos patas para regularlo a dos alturas diferentes.

Cynosa Chroma de Razer
Dimensiones463 mm × 154 mm × 31 mm
Peso950 g
ConexiónUSB 2.0
InterruptoresDomo de goma
Seguidilla10 teclas
Extrasiluminación RGB
Cable1.2 m
Precio69.99 €

Por tamaño —no es especialmente alto— y posición que permite ajustar las patas, teclear se hace muy cómodo en este teclado y no se echa de menos la inclusión de un reposamuñecas. Sí que he echado en falta su inclusión en algunos otros teclados mecánicos económicos de precio similar pero que son bastante más altos, lo que dificulta la escritura. En el caso del Cynosa Chroma, eso no ocurre, y teclear es muy cómodo.

Razer hace uso de interruptores de tipo domo de goma o membrana, como prefiera llamarlos cada uno, y mantiene unas teclas que dejan ver bien la iluminación de que dispone este teclado. Están fabricadas en plástico liso, agradables al tacto, pero no dan una sensación tan buena como las usadas por otros teclados de Razer. La pulsación de las teclas es algo dura, pero en general en la línea de lo que son los teclados de membrana, ya que con el tiempo y el uso esa dureza se va tornando en desgaste y suavidad de pulsación. Esa dureza no es algo que se le pueda poner como pega, ya que es parte de la tecnología del teclado utilizado.

La iluminación RGB de que dispone el teclado se centra en 22 zonas de personalización a través de Synapse 2.0 o la más reciente Synapse 3.0 —todavía en beta—. En la aplicación se puede ajustar la iluminación cambiando efectos, estableciendo su velocidad o intensidad, así como la modificación de los macros que puede grabar el teclado.

Esa grabación no la hace con teclas dedicadas, como tampoco tiene teclas multimedia dedicadas, sino a través de la tecla Fn y combinándola con las teclas de función. Afortunadamente, y a diferencia de otros teclados baratos, el software de Razer permite ajustar perfectamente las macros con los tiempos de pulsación, combinaciones, etc. Synapse sigue siendo un referente en lo que a programas de configuración de periféricos se refiere.

Un gran teclado de membrana... por un precio

img_2650.jpg

Razer no es una marca barata de periféricos. Generalmente no me refiero a ello porque se presupone en los análisis que si pagas 150 euros por un teclado mecánico, las características que Razer da en sus teclados lo va a compensar, y así suele ser. Son productos de gama alta para gente que quiera lo mejor o quiera darse un capricho caro. Pero al hablar del Cynosa Chroma tengo que referirme sin tapujos a su precio.

El modelo Cynosa Chroma cuesta 70 euros, y tiene una versión mejorada a prueba de salpicaduras Cynosa Chroma Pro de 80 euros. Se trata del PVPR —precio de venta al público recomendado— que suele diferir con el tiempo del PVP —precio de venta al público— con el que marcan las tiendas sus productos. Recién llegados a tiendas, lo hacen con un PVP igual al PVPR, por lo que para muchos 70 euros por un teclado de membrana será poco atractivo. Con unos meses, ese precio bajará a 50 o 60 euros, haciéndolo más atractivo para los que quieran esperar. Solo hay que dar un repaso al catálogo de Razer en tiendas para ver la diferencia sustancial entre PVP y PVPR de sus productos que ya llevan bastante tiempo en el mercado.

He probado bastantes teclados de bastantes compañías, teclados con interruptores semimecánicos, membrana, mecánicos de Kailh y de MX, entre otros, y de diversos rangos de precios. Muchos prefieren evitar los Kailh. Los que suelen costar 40 a 70 euros suelen fallar en la calidad de tecleo o en otras características, pero Cynosa Chroma no falla en ningún apartado. La iluminación es brillante, configurable y realmente hace al teclado muy atractivo, y la imagen de la cabecera de esta sección lo pone al lado de un K70 de Corsair que uso y que tiene bastante menos brillo.

La sensación de tecleo es muy buena y silenciosa, mejor que la mayoría de los teclados de domo de goma, que es algo que buscan muchos usuarios. Se podría alegar que el propio Ornata semimecánico de la propia Razer está más barato —unos 65 euros—, pero no cuenta con iluminación RGB y es ruidoso al imitar el sonido de los mecánicos. En la variedad está el gusto, y el Cynosa Chroma trae un poco más de diferenciación a la parte baja del catálogo de Razer.

Lo que está claro viendo el sector de los teclados es que hay mecánicos económicos con interruptores de empresas de segunda línea como alternativa, pero no alcanzan la calidad de construcción y sistema de iluminación del Cynosa Chroma. También hay teclados de domo de goma mucho más baratos sin su calidad de fabricación e iluminación. Por tanto este Cynosa Chroma es un teclado orientado a un grupo específico de usuarios que quieran un teclado de membrana con iluminación y que imite a los teclados mecánicos en todos los aspectos salvo en el de los propios mecanismos, y en ese apartado este teclado no tiene competencia directa.

Puntuación

7.9

sobre 10

Lo mejor

  • Estupendo sistema de iluminación.
  • Capacidad de configuración a través de Synapse.
  • Buen calidad de construcción.

Lo peor

  • Teclas algo duras para ser de domo de goma.