La compañía española Ozone ha hecho una incursión en el creciente mercado de los teclados con interruptores semimecánicos con el modelo Alliance. Su orientación es un nivel intermedio entre los habituales de domo de goma de precios bajos, y los mecánicos que pueden tener un precio sustancialmente mayor. Es un creciente mercado debido a que suelen combinar una respuesta táctil similar a los mecánicos, con su clic sonoro, pero son baratos de fabricar.

Alliance es un teclado en el que también se integran otras características interesantes de los teclados para juegos, como iluminación RGB configurable, y todo ello por un PVPR de 50 euros.

Características y uso

Los teclados mecánicos son actualmente muy buscados debido a su mejor sensación de pulsación y respuesta en juegos, y una vez que los pruebas generalmente no hay marcha atrás. Pero los teclados mecánicos terminan siendo relativamente caros —más de 100 euros— cuando incluyen los mejores interruptores, los MX producidos por la alemana Cherry, y las copias de otras compañías conforman teclados más baratos —a partir de unos 70 euros, dependiendo del modelo y características los hay algo más baratos— con una calidad heterogénea.

Por debajo de esos precios se ha abierto huevo un nuevo tipo de interruptor denominado semimecánico, que combina el sistema de actuación del domo de goma, también llamado membrana, con un punto de actuación sonoro característico de ciertos interruptores mecánicos. También se suele hablar de ellos como mecamembrana, aunque ese nombre es más específico de una compañía.

Alliance de Ozone
Dimensiones444 mm × 134 mm × 26 mm
Peso1150 g
ConexiónUSB 2.0
Interruptoressemimecánicos CrossTech azules
Seguidilla25 teclas
Extrasa prueba de salpicaduras
Cable1.8 m, recubierto de tela trenzada
Precio49.95 euros

Ozone ha recurrido a los interruptores semimecánicos de una poco conocida CrossTech para el teclado Alliance. Son de tipo azul, e intenta imitar el punto de actuación de los MX azules, que suelen estar más orientados a escribir que a juegos debido a que requieren un poco más de fuerza de actuación que, por ejemplo, los MX marrones para que el teclado registre la pulsación de una tecla. Estos interruptores disponen de un clic sonoro, no demasiado alto.

Las teclas se sustentan sobre una base de aluminio negro con un biselado en color plata que le da un buen aspecto al teclado. Tiene un tamaño de 444 mm × 134 mm × 26 mm, aunque la altura indicada es hasta esta placa de aluminio en la parte trasera del teclado. Incluyendo las teclas tiene una altura de 44 mm. El teclado se suministra con un quitateclas —para limpiarlo por ejemplo, o cambiar las teclas por otras que usen el mismo enganche— y una pegatina con el logo de Ozone.

259144 bytes 274043 bytes 277265 bytes 165001 bytes 176049 bytes 282710 bytes 316517 bytes 246152 bytes

En la parte delantera, hasta la placa, tiene unos 20 mm de altura, lo que lo convierte en un teclado algo alto. El problema que le veo de uso es que, al no incluir reposamuñecas con esta altura —algo indispensable para los que escribimos mucho—, la muñeca puede quedar en una posición un poco forzada. Además, los que tengan las manos más pequeñas lo notarán todavía más, ya que en mi caso tengo tengo las manos largas acompañando a mi altura y no lo noto tanto —pero lo noto—.

Un punto positivo de este teclado es que tiene una buena calidad de fabricación y además los interruptores están fabricados para proporcionar cierto hermetismo frente a líquidos, aunque Ozone indica que es frente a derrames de poca cantidad de líquido. No dispone de ningún certificado a prueba de agua.

219030 bytes 224135 bytes 327496 bytes 279755 bytes 298803 bytes 310655 bytes 188691 bytes 190286 bytes 258436 bytes 296648 bytes 212405 bytes 276318 bytes 220665 bytes 197095 bytes 253725 bytes 269430 bytes

La base dispone de dos patas que alzan algo más el teclado para facilitar su uso. Debido a esa altura adicional que tiene en la parte delantera, se hace casi indispensable para poder usarlo cómodamente. Estas patas solo tienen una posición de uso. El Allliance dispone de un cable de conexión de 1.8 metros de longitud que termina en un USB 2.0 tapado por una capucha sujeta al propio cable. Es un detalle bastante llamativo y que se agradece, sobre todo si tienes intención de mover el teclado. Está recubierto por tela trenzada, dando una buena sensación de calidad.

El teclado incluye iluminación RGB, aunque los efectos solo se pueden elegir entre un conjunto de nueve efectos de iluminación predeterminados, como por ejemplo onda, respiración, arcoíris o color estático. El teclado incluye tecla Fn, necesaria para elegir entre los cuatro niveles de brillo del teclado, así como entre los efectos de color. Esa tecla permite acceder, combinándola con las teclas de función, a opciones de reproducción multimedia o ajuste del volumen, entre otros. Permite la creación de macros al vuelo y su ejecución en la parte derecha del teclado. Por último, el teclado dispone de seguidilla o anti toques fantasma de hasta 25 teclas.

Conclusión

El Allliance es un teclado económico con buenas prestaciones pero no está exento de pegas. La altura del teclado sin incluir un reposamuñecas puede terminar siendo incómodo para una parte de los potenciales compradores, aunque en mi caso no sea un gran problema. La iluminación es un buen añadido, pero le falta bastante brillo para su uso en una sala con luz, ya sea natural o artificial. De día la iluminación puede pasar desapercibida, y solo se aprecia bien con la sala a oscuras, total o parcialmente.

También se pueden crear macros al vuelo... pero al no disponer de programa de gestión no se pueden modificar. Esto llevará a un largo proceso de ensayo y error con los tiempos de ejecución, que en última instancia harán desistir de utilizarlas. Además que, al requerir de combinación de la tecla Fn más una tecla G situada encima de las teclas del cursor, lo hacen bastante poco práctico de usar en mitad de un juego de acción rápida.

Los mecanismos CrossTech son el punto fuerte del teclado, ya que dan una buena sensación de tecleo, con un característico y agradable clic sonoro. Debido a que son más tipo MX azul que MX rojos, no es un teclado orientado a jugadores de títulos de acción rápida, sino más bien a juegos de estrategia en tiempo real (RTS), estrategia, y similares en la que esa fuerza de actuación necesaria —o sea, que no son interruptores lineales— eviten pulsaciones involuntarias de alguna tecla que lleva a provocar un desastre táctico.

Su precio de 50 euros es razonable para lo que aporta, con un buen acabado y uso agradable, totalmente orientado a jugar más que a escribir con él.

Puntuación

7.6

sobre 10

Lo mejor

  • Teclas agradables de pulsar.
  • Buena calidad de fabricación.

Lo peor

  • La iluminación solo sirve a oscuras.
  • Falta un programa de configuración.