AMD y GlobalFoundries optaron por saltarse totalmente el desarrollo de un nodo de fabricación a 10 nm para los chips de la compañía, y eso les va a dar buen resultado. AMD ha actualizado su hoja de ruta para este 2018, en un extraño movimiento en el que ha establecido tiempos de lanzamientos mucho más estrictos que los habituales «en 2018». Eso permite tener una mejor visión de lo que AMD tiene preparado para este 2018 que acaba de comenzar, y la información la ha dado en el CES 2018 a la prensa especializada.

Lo primero que ha anunciado AMD para este año son las nueva APU de movilidad Ryzen 3 (2200U y 2300U), que estarán disponibles el 9 de enero en portátiles de diversos fabricantes. Las APU de sobremesa empezarán a llegar el 12 de febrero, aunque para saber los detalles específicos de ellas habrá que esperar todavía un poco.

/storage/geek/posts/2018/01/08/roadmap12.jpg
Ampliar t

Los procesadores Ryzen 2000 de segunda generación llegarán en abril, junto a las nuevos chipsets de la serie 400. Estos usarán finalmente un proceso de fabricación a 12 nm, y está dentro de lo indicado inicialmente por AMD y GlobalFoundries sobre el comienzo de pruebas en este primer trimestre de 2018, que deben de haber ido mucho rápido de lo esperado, y la producción en masa de los nuevos Ryzen debería comenzar en unas pocas semanas. Este proceso a 12 nm ofrece un 10 % más de rendimiento por vatio con respecto a los Ryzen 1000, los cuales van a sufrir un recorte de precio próximamente. Usarán un núcleo Zen+ en vez de Zen 2, que ese tendrá que esperar para los Ryzen 3000.

Lo siguiente que llegará para portátiles, en el segundo trimestre del año, serán las APU denominadas Ryzen Pro Mobile. AMD también se ha asegurado de tener más socios en la venta de portátiles con estas APU Ryzen Mobile, cuyos equipos llegarán a lo largo del año.

/storage/geek/posts/2018/01/08/x86_to_2020.jpg
Ampliar t

Con respecto a los núcleos Zen, como he comentado, AMD ya está recibiendo pruebas de fabricación de GlobalFoundries de lo que denominan Zen+. Es la revisión de Zen, con algunos cambios menores de arquitectura, pero iguales en lo básico. A esto le seguirán los núcleos Zen 2 para procesadores fabricados a 7 nm, y posteriormente Zen 3 que usará un proceso de fabricación a 7 nm+. Según AMD, el desarrollo de los nuevos núcleos va según lo previsto. Zen 2 incluirá modificaciones sustanciales de la microarquitectura, y su diseño ya está completado. Los procesadores con Zen 2 no llegarán este año, sino en 2019. Zen 3 llegará, según lo indicado por AMD, en 2020.

La compañía presentará la segunda generación de procesadores Threadripper para entusiastas en el segundo semestre del año, sin concretar más sobre características, aunque se espera que usen los Zen+ a 12 nm. También llegará al sector profesional los Ryzen Pro 2000 con características de seguridad y provisionamiento remoto para empresas.

/storage/geek/posts/2018/01/08/gpu_to_2020.jpg
Ampliar t

Por último, AMD sigue siendo muy esquivo en lo que se refiere a dar fechas concretas para sus nuevas tarjetas gráficas. De momento supondré que la compañía presentará una serie RX 600 en torno a marzo o abril, que serán refritos de Polaris y quizás añada algún chip Vega a alguna. AMD renueva todos los años su gama de tarjetas gráficas generalistas, por lo que es algo bastante fácil de predecir.

En cuanto a Vega, y tras poner en manos de los fabricantes de tarjetas gráficas los chips Vega 56 y 64, no ha terminado de llegar a las tiendas. Lo que ha indicado en este sentido la compañía es que los chips Vega fabricados a 7 nm no se empezarán a fabricar de prueba hasta finales de 2018, por lo que no estarán disponibles en tiendas hasta 2019. Y lo harán inicialmente en productos para profesionales como las Radeon Instinct. Posteriormente llegarán, quizás también en 2019, las tarjetas gráficas Navi, y otra arquitectura sin identificar en un proceso a 7 nm+ para 2020.