Qualcomm está celebrando un congreso en torno a sus tecnologías, y además de la presentación de los primeros convertibles con procesador Snapdragon 835, también ha anunciado un igualmente interesante Snapdragon 845. Se trata del procesador insignia de la compañía y que llegará en los teléfonos de gama alta de 2018, y despeja así los rumores acerca del procesador y si iba a estar listo para la próxima generación de teléfonos Android.

Por ahora la compañía no ha dado muchos detalles de los entresijos de este nuevo sistema en chip (SoC), que seguramente los deje para su charla en el CES de Las Vegas de principios de enero. Solo ha indicado algunas de las características que mejorará, y evidentemente son las que os estáis imaginando, empezando por los núcleos personalizados Kryo 385 que utilizará, gráfica Adreno 630, módem Snapdragon X20 de LTE, DSP de tipo Hexagon 685 e ISP de tipo Spectra 280.

/storage/geek/posts/2017/12/06/845_with_labels_embargoed_wednesday_12.6_1230pm_pst.jpg
Ampliar t

Eso lleva a que será más potente, con mucho más inteligencia artificial, pensado para gafas de realidad virtual y aumentada, podrá mover y procesar mejores sensores de cámaras, reducirá su consumo, y podrá descargar una película de 3 GB desde internet en menos de tres minutos gracias a su conexión LTE más rápida. Sin olvidarse, por supuesto, de una nueva versión de carga rápida.

Samsung se encargará de la producción del SoC con un proceso de 10 nm, y si es como el Snapdragon 835, probablemente tenga una exclusividad temporal sobre los primeros lotes producidos.

Vía: 9to5Google.