Qualcomm ya tiene listo su procesador para centros de datos, con el que quiere competir con los procesadores Xeon y EPYC. La serie de procesadores Centriq 2400 fue mostrada a finales del año pasado, y ahora está lista para irrumpir en el mundo empresarial. Qualcomm ha destacado de ellos que aportan «un gran rendimiento por vatio así como rendimiento por dólar», que puede hacerlos muy interesantes.

La familia está compuesta por tres modelos. El Centriq 2460 es de 48 núcleos con frecuencias de 2.2 GHz de base y 2.6 GHz de turbo, 24 MB de caché L2 y 60 MB de caché L3, y un precio de 1995 dólares. El Centriq 2452 es de 46 núcleos, con mismas frecuencias, pero con 23 MB de caché L2 y 57.5 MB de caché L3, con un coste de 1383 dólares. El último presentado es el Centriq 2434 de 40 núcleos, con frecuencia base de 2.3 GHz y turbo de 2.5 GHz, con 20 MB de caché L2 y 50 MB de caché L3, y un más asequible precio de 888 dólares.

Todos disponen de 32 pistas PCIe 3.0, una interfaz de seis canales de memoria para DDR4-2667 que puede gestionar hasta 768 GB de DRAM, y un TDP de 120 W. Qualcomm ha recurrido a las fundiciones de Samsung para fabricarlos con un proceso de 10 nm. Incluyen 18 000 millones de transistores en un tamaño de pastilla de 398 mm2. Los núcleos están conectados por una topología en anillo bidireccional con un ancho de banda de 250 GB/s. La arquitectura utilizada por estos procesadores es la ARMv8 de 64 bits.

Qualcomm indica que el Centriq 2460 ofrece cuatro veces más rendimiento por dólar y un 45 % más de rendimiento por vatio que el Xeon Platinum 8180 de 10 000 dólares. Ya cuenta con diversos socios que los están utilizando en sus centros de datos, como Cloudflare, LinkedIn, Alibaba, Microsoft, HP o Canonical, entre otros.

Vía: Hot Hardware.