Aunque Safari emplea el buscador de Google como buscador por defecto, hasta la fecha Apple empleaba Bing en Siri y en Spotlight, tanto para iOS como para macOS. La compañía de Cupertino ha decidido dar un paso para unificar la experiencia de usuario en casi todas sus plataformas y búsqueda.

Cuando Siri no es capaz de responder a una pregunta, el asistente de Apple realiza una búsqueda en Internet, la cual será, a partir de ahora, en Google. La única excepción serán las búsquedas de imágenes empleando Siri, las cuales seguirán recurriendo a Bing. De esta forma se confirman los rumores del verano que indicaban que Google pagaría a Apple 3000 millones de dólares por ser el buscador por defecto en iOS.

Desde Microsoft han tratado de salir del paso de la mejor forma posible, declarando que seguirán trabajando con Apple, ya que valoran su colaboración. Por otro lado esperan que sus avances en inteligencia artificial harán que sus búsquedas sean más atractivas para clientes y colaboradores.

Vía: Hot Hardware.