Circulaban rumores en las últimas semanas de que Google estaba interesada en comprar parte de HTC, y esos rumores se han corroborado con un anuncio oficial de acuerdo entre ambas compañías, aunque no de la forma esperada. Google va a aportar a HTC un total de 1100 millones de dólares para hacerse con parte de su equipo de diseño de teléfonos, y además como licencia para un uso no exclusivo de su propiedad intelectual.

Rick Osterloh, antiguo director general de Motorola, se unió a Google hace más de un año para crear la división de desarrollo de hardware de la compañía. El primer paso que dio fue el de englobar en una única división, llamada simplemente división de Hardware, todos los proyectos de desarrollo de dispositivos de la compañía. Eso quedó reflejado en los primeros dispositivos que salieron de ella: Pixel, Home, Wifi, Daydream View y Chromecast Ultra.

La compañía desvelará la segunda generación de teléfonos Pixel el 4 de octubre. «HTC ha sido un socio de Google durante mucho tiempo y ha creado algunos de los dispositivos prémium más hermosos del mercado. Estamos encantados de trabajar con los miembros del equipo de HTC que se unirán a Google para potenciar la innovación y el desarrollo de futuros productos de electrónica de consumo».

HTC ha asegurado que sigue comprometido con el desarrollo de sus propios smartphones y con las gafas de realidad virtual Vive. El acuerdo entre ambas compañías necesita de la aprobación de los reguladores de ambos países, y se espera que se cierre el trato totalmente a principios de 2018.

Vía: TechSpot, TechCrunch.