La criptominería ha empezado a aflojar la presión en el sector de las tarjetas gráficas desde la última subida hace un par de semanas de la dificultad en la red Ethereum —un 25 a 30 %—, y en las tiendas ya se pueden encontrar sin demasiada dificultad y a precios normales las GTX 1060 de 3 y 6 GB —hay modelos que están subidos a la parra, pero ya bajarán, es solo cuestión de mirar—. BIOSTAR igual llegue tarde a la fiesta, pero ha presentado una nueva placa base para criptominería, H110M-BTC.

La placa es básica, partiendo del hecho de que cuenta con un chipset H110, y tiene un PCIe 3.0 x16, pero para criptoninería dispone además de otros cinco puertos PCIe 2.0 x1. Se alimenta con un conector mólex, situado en la zona de las ranuras PCIe, y otro de alimentación de 4 pines, más el tradicional de 24 pine ATX. El sonido es un ALC887 y el Ethernet usa un RTL8111H, ambos de Realtek.

Dispone de dos puertos PS/2, un HDMI, un VGA, dos USB 3.0, dos USB 2.0. Cuenta con dos bancos de memoria DDR4 —indica que acepta hasta 2400 MHz—, y el tamaño de la placa es micro-ATX de 24.4 x 17.1 cm. La placa cuenta con diversas protecciones para evitar situaciones de estrés que puedan dañar los componentes, y está reforzada para aguantar el peso de disipadores pesados, y diversas protecciones frente a subidas de tensión y otros.

Vía: TechPowerUp.